Qué son las liquidaciones, tipos, ventajas y desventajas

qué son las liquidaciones

Si tienes un eCommerce, seguro que en algún momento te has tenido que hacer cargo de las liquidaciones. Pero, ¿sabes qué son las liquidaciones?

Si aún no lo tienes claro, o necesitas aprender más sobre ellas, aquí te hemos recopilado toda la información que necesitas acerca de ello. ¿Empezamos?

Qué son las liquidaciones

ofertas

Lo primero que debes entender es el concepto de liquidaciones. Esto se produce cuando hay una venta de todo el inventario de una empresa. Por ejemplo, imagina que en tu eCommerce tienes una categoría de bolsas y no quieres seguir vendiéndolas y sí quitártelas de encima. Así que haces liquidación, normalmente vendiéndolas a un precio menor del habitual. Eso sería una liquidación de productos porque ya no vas a volver a comprarlos y a venderlos en tu tienda.

Ahora bien, cuando se producen las liquidaciones lo normal es que se hagan porque el negocio va a cerrar. Sin embargo, es factible la situación que te hemos comentado antes porque, cuando una tienda tiene muchos productos, puede acabar decantándose solo por unos pocos y quitarse el resto vendiéndolos a un precio más económico.

Por tanto, la definición exacta de liquidaciones serían ventas de todos los activos de una empresa. Estas generarán dinero con el que la empresa puede pagar las deudas que tenga y así cerrar el negocio a cero o directamente continuarlo con los productos que le interesen.

Qué activos son susceptibles de liquidación

mujer llorando acreedor

Siguiendo el planteamiento anterior, toda empresa tiene una serie de activos. Sin embargo, por lo que te hemos contado es posible que consideres que los activos son solo los productos que tiene en el inventario. Y lo cierto es que no es así. Existen muchos tipos de activo como son:

  • Muebles.
  • Maquinaria.
  • Vehículos.
  • Accesorios de las tiendas físicas.
  • Decoraciones de las tiendas.
  • Equipos informáticos y de oficina…

Todo esto es susceptible de venderse, o mejor dicho de liquidar, para así obtener un dinero a cambio.

Tipos de liquidaciones

A la hora de llevar a cabo las liquidaciones debes tener en cuenta que hay varias formas de clasificarlas. Una de las más comunes las divide en tres grandes grupos:

Liquidaciones laborales

Son aquellas que tienen que ver con los trabajadores que tengas en la empresa. En este caso, estas liquidaciones incluyen:

  • Indemnizaciones por despido.
  • Acuerdos de terminación de la relación laboral que os une.
  • Liquidación voluntaria (en el caso de que sea el trabajador el que se quiera ir). Estaría relacionada con la baja voluntaria.
  • Liquidación por cese de actividad.

Liquidaciones financieras

Relacionadas con la contabilidad de la empresa. Al igual que la anterior, engloban:

  • Liquidación de inversiones.
  • Pago de deudas.
  • Liquidación de la empresa (venta de activos para pagar deudas o cerrar el negocio).
  • Liquidación de fondos de inversión.
  • Pago de bienes raíces.

Liquidaciones judiciales

Para terminar tendríamos este punto, en cuenta a que se produce un proceso legal para que la empresa venda sus activos y pague a los acreedores; para distribuir bienes en situaciones de divorcio; o para distribuir una herencia entre los herederos.

Ventajas y desventajas de las liquidaciones

mujer escribiendo en cuaderno

Ahora que tienes claro qué son las liquidaciones, y qué tipo de activos podrían entrar dentro de las mismas, ¿las ves como algo bueno o como algo malo?

En realidad, estas tienen sus beneficios y sus perjuicios. Y establecer el término medio te puede ayudar a aplicarlas de manera adecuada en tu negocio.

Entre las ventajas que se pueden destacar de las liquidaciones tenemos las siguientes:

  1. Cierre ordenado: En el sentido de que la empresa va a proceder al cese y lo va a hacer vendiendo todo aquello que ya no va a necesitar. Así, se produce un cierre ordenado cuando hay un cierre laboral, por ejemplo terminando el contrato con todos los trabajadores que tenga a su cargo; y un cierre financiero, porque se cierran las cuentas y se pagan las deudas que se deban con el dinero que se saca de esa venta.
  2. Resolución de conflictos: Al igual que antes, la resolución de conflictos ha de resolverse siempre a nivel laboral, con los trabajadores; y a nivel financiero (cerrando aquellas disputas financieras o comerciales que pudieran existir).
  3. Liberación de recursos: En otras palabras, hablamos de adquirir una cantidad de recursos personales y financieros que pueden ser utilizados en nuevas oportunidades laborales. Por ejemplo, una vez liquidados todos los productos y activos de la empresa, y de haber pagado las deudas, si queda capital se podría invertir en una nueva inversión más rentable, en emprender con otro negocio, etc.
  4. Flexibilidad financiera: Aquí podemos hablar no solo de la liquidación por cese, sino también de aquella que se realiza para poder deshacerse de algo que ya no se quiere y que, por ende, da una mayor flexibilidad financiera. Por ejemplo, recibiendo un dinero que se puede reutilizar en comprar nuevos productos o ahorrar para la empresa.

Ahora bien, no todo son ventajas. También hay algunas desventajas que hay que considerar antes de tomar esta decisión.

Una de las principales desventajas que se produce es el costo financiero. A nivel laboral, cuando se liquida a los trabajadores, hay que pagar indemnizaciones o beneficios adicionales que antes no tenías que hacer, por lo que se debe invertir una mayor cantidad de dinero. A eso hay que sumarle las pérdidas por venta que asumirás. Y es que una liquidación implica que vas a vender lo que tienes a un precio muy barato, con lo que los beneficios que vas a recibir van a ser pequeños.

Otro punto a tener en cuenta es el impacto emocional que causa una liquidación. En el caso de los trabajadores, perder el trabajo será algo negativo que incluso puede generar situaciones conflictivas. Por su parte, en el caso de los empresarios, la pérdida del negocio o de las inversiones y activos puede desencadenar en una situación de fracaso y de estrés por no saber qué hacer.

El proceso de las liquidaciones no es tan sencillo como pueda parecer a priori. Hay que cumplir una serie de acuerdos legales, trámites, logística, contabilidad… que puede ser complejo, sobre todo si la empresa es grande o tenía muchos activos. Y eso requiere tiempo para coordinarlo todo.

Ahora ya sabes qué son las liquidaciones y todo lo que implican. ¿Alguna vez te has tenido que ver en la necesidad de aplicarlo a tu negocio? ¿O lo has considerado como una forma para promocionar tus eCommerce? Te leemos en comentarios.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.