Qué es el pago aplazado

que es el pago aplazado

Si tienes un ecommerce, la meta a la que quieres llegar es a vender. Cuanto más, mejor. Pero algunas veces tus clientes, bien porque son productos de alto standing (caros) o porque no pueden permitírselo, no son capaces de pedirte nada porque no pueden pagarlo íntegro. Entonces, ¿sabes qué es el pago aplazado y lo que puede hacer por tu negocio?

Si has pensado en integrar en tu eCommerce el pago aplazado pero no sabes bien todos los detalles, a continuación te hablamos de ello.

Qué es el pago aplazado

Qué es el pago aplazado

El plazo aplazado, o aplazamiento del pago, no es otra cosa que un aplazamiento que se produce de un pago que ha de realizarse. De esta forma, en lugar de pagar en el mismo momento en que se compra un producto, el pago se hace un tiempo después.

Es lo que podríamos llamar «compra ahora, paga después» que en algunas tiendas grandes está empezando a sonar (un ejemplo es Amazon en su sección de ropa donde deja comprar prendas variadas sin tener que pagarlas hasta una semana después).

Eso sí, para evitar problemas, se cogen todos los datos de la persona para que, en caso de que no haya una devolución se le pueda cargar el dinero de esos productos que ha adquirido.

Otro ejemplo que posiblemente hayas usado es Booking, donde permite reservar habitaciones pero no se cobra nada hasta que acudes al hotel y te registras (aunque ellos sí gestionan el pago por tarjeta para que, en caso de no acudir, si no has avisado o cancelado, te lo pueden cargar a tu cuenta).

Tipos de pago aplazado

Tipos de pagar a plazos

Ahora que sabes qué es el pago aplazado, debes ser consciente que existen dos grandes grupos. Es decir, que dentro del plazo aplazado hay dos tipos:

  • El de condiciones de pago. En este caso se hace un «contrato» entre el comprador y el vendedor. ¿Qué es lo que ocurre? Pues se emite una factura de pago por lo que se ha comprado un tiempo después de haberlo comprado para que sea satisfecha.
  • El de medio de pago. En el que se establece cómo se va a pagar: por transferencia bancaria, domiciliación, cargo directo, tarjeta de crédito, efectivo…

Hay un tercer grupo que cada vez está ganando más adeptos, sobre todo entre los ecommerce. Y es que en este caso el «contrato» de las condiciones de pago no se establece entre comprador y vendedor sino que media una tercera empresa. Esta es la que le «presta» el dinero al comprador y se encarga de pagar al vendedor pero después a quien le exige el dinero es al comprador (no inmediatamente, sino en un periodo de tiempo posterior). Aunque está dentro del concepto de pago a plazos, cuando este se satisface en menos de un mes (o incluso de 15 días) sí que podría tratarse como pago aplazado (donde tienes a un “fiador” que es quien paga la compra para después devolverle a él el dinero).

Ventajas y desventajas

Como ocurre con casi todo, el pago aplazado tiene una serie de ventajas tanto para el vendedor como para el propio comprador. Pero también inconvenientes que hay que tener en cuenta para que no nos pillen desprevenidos.

Ventajas del pago aplazado

Dentro de los beneficios que nos ofrece esta forma de pago tenemos:

  • Es una forma de financiar las compras, ya que se hacen pero no se pagan hasta un tiempo después.
  • Permite comprar aunque no se tenga liquidez. Por ejemplo, comprar un producto y que se pague después esperando que te hagan un ingreso para esa fecha.
  • Para los vendedores no hay un freno para no vender. Y es que así el comprador puede comprar sin miedo y los vendedores vender.
  • En ocasiones esos vendedores pueden cobrar un interés que compensa el esperar el pago un tiempo.

Desventajas

Por su parte, debes tener en cuenta que hay algunas desventajas que hay que considerar antes de tomar la decisión final:

  • El comprador puede no cumplir y no abonar el pago de los productos, por lo que aunque se puede poner una penalización, si sigue sin pagar, habría que acabar tramitando con denuncias, costes de abogados, etc.
  • Los vendedores pueden verse afectados por impagos de productos que han vendido y afectar a sus propios pagos.
  • El pago aplazado puede conllevar el pago de intereses o de penalizaciones en caso de que no se haga efectivo el cobro.

Cómo funciona el pago aplazado en un eCommerce

Cómo funciona el pago aplazado en un eCommerce

No hay duda de que el pago aplazado es totalmente diferente a lo que estamos acostumbrados cuando compramos, ya sea en una tienda online o en una física. Sin embargo, es una forma de pago que se puede tener en los eCommerce.

Consiste en ofrecer una especie de «crédito» al momento sin que haya préstamos rápidos ni actúen terceras personas. Ahora bien, es el propio eCommerce el que va a asumir el riesgo de la venta.

Otra opción es la de utilizar plataformas específicas que se encargan de pagar al eCommerce mientras que con el cliente se genera una relación hasta que satisface el dinero que se le ha prestado.

En las tiendas online el pago aplazado con el eCommerce es muy raro verlo; pero no es tan raro ver la opción de pago a plazos mediante terceras plataformas. En realidad, esas plataformas sí que pagan íntegramente a la tienda, pero después ha de estar pendiente de que el comprador le devuelva ese dinero que él ha adelantado.

¿Merece la pena integrarlo en una tienda online?

Cuando vas a comprar en una tienda online, disponer de múltiples formas de pago es algo muy valioso. Aún hay personas que son reacias a dar su tarjeta de crédito, sobre todo si es la primera vez que compran y el total que deben pagar es elevado. Así que disponer de otras opciones, como Paypal, contrareembolso, transferencia… les da seguridad y al mismo tiempo libertad.

Pero al incluir el pago aplazado permite que la persona se sienta más cómoda sabiendo que no tiene que pagarlo todo de golpe sino que puede hacerlo poco a poco.

De hecho, una de las ventajas centradas en los eCommerce es que incita a la compra online. Al tener cuotas más asequibles, muchos ven la oportunidad de darse más caprichos y aumenta la cesta de la compra, de tal forma que al final venderás más.

¿Te queda más claro ahora qué es el pago aplazado y por qué deberías considerarlo para tu eCommerce? Por supuesto, tienes que mirar todos los pros y contras antes de ponerlo para que no sea perjudicial para tus finanzas.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.