¿Pueden las redes sociales pueden arruinar tu negocio?

El uso de las plataformas sociales sin duda se ha convertido en una poderosa herramienta para las empresas que buscan impulsar su presencia y conseguir más potenciales clientes. Sin embargo, así como son una poderosa manera de impulsar la imagen de una marca, también tienen la capacidad de destruirla. A continuación te hablamos un poco más acerca de cómo las redes sociales pueden arruinar tu negocio.

Inconsistencia

Cuando involucras a tu empresa en las redes sociales, siempre es importante que seas consistente en cuanto a tus publicaciones, promociones, tweets, acciones, imágenes, videos, etc. Las actualizaciones regulares permiten conectar con los seguidores a un nivel más personal e intimo. Pero si dejas pasar semanas sin publicar o compartir contenido, incluso no respondes a sus comentarios, simplemente terminaran por tener una mala imagen de tu negocio.

Mensajes spam

Lo último que deseas que suceda con tu negocio en redes sociales, es que tus seguidores te vean como un spammer que solo intenta venderle sus productos o servicios. Es algo irritante y muy mal visto entre los seguidores, por lo que solo consigues una mala reputación para tu negocio. Lo ideal es mesurar las promociones y compartir contenido útil e interesante, incluso si no esta relacionado directamente con tu ámbito o mercado.

Publicar contenido de mal gusto

También es otra de las formas en las que tu empresa puede verse afectada en las redes sociales, sobre todo cuando se trata de contenido sensible. Tienes que ser consciente que no todas las personas tienen las mismas creencias, preferencias e ideologías, por lo tanto es fundamental que tus publicaciones, además de incluyentes, sean respetuosas con todo el público.

Publicaciones de mala calidad, poco útiles

Finalmente, lo ideal en todas las redes sociales, es que si se pretende compartir algo, esto sea de gran calidad y que sea útil para los seguidores. En lugar de solo promocionar los productos, puedes compartir un video en el que demuestras los beneficios que se obtienen con tu producto, los problemas que se solucionan o la forma correcta de utilizarlo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *