Los derechos del consumidor en compras online

Los consumidores tienen una serie de derechos ante sus compras que deben regir estos procesos comerciales. También los derechos del consumidor en compras online están reconocidos y todo ello a pesar de que en algunos casos se puede desconocer esta realidad en las relaciones con el sector del consumo. Pues bien, con el objetivo de que puedas proteger tus intereses personales ante cualquier adquisición a través de Internet te vamos a ofrecer de una forma sencilla y práctica  cuáles son las herramientas que dispones para garantizar estas operaciones en línea. En la compra de material audiovisual, productos para la belleza o cualquier clase de ropa.

Desde este escenario general, ya tan solo cabe enumerar y explicar algunos de los derechos más básicos que tienes al cumplimentar una compra online. Cualquiera que fuese su naturaleza y el objeto de la adquisición. En cualquiera de los casos, todo pasa por el derecho irrenunciable a conocer la identidad real del vendedor. No en vano, es una obligación que está reconocida por la actual normativa respecto al consumo en España.

Por tanto, al realizar una compra en una página web te deberán aparecer los siguientes datos empresariales:

  • El número de NIF.
  • Su denominación social.
  • Los datos o información de contacto.

Si por cualquier circunstancia no apareciesen no tendrás más remedio que desconfiar del vendedor y por lo cual no deberás aceptar la propuesta comercial que te plantean desde la red. Esto es así de sencillo porque forma parte de uno de los derechos básicos del consumidor en sus compras online. Hasta el punto de que puedes correr riesgos no necesarios en la operación en línea que pretendes formalizar.

Derechos del consumidor: conocer las condiciones en su contratación

Otras de los requerimientos que deben aportar las empresas de comercio electrónico es ofrecer a los clientes una amplia información sobre la condiciones del contrato. Este aspecto es muy relevante porque afecta a muchos y variados condicionantes, entre los que destacan los siguientes que te exponemos a continuación:

  1. Gastos de envío: deberán aportar el coste total de la operación o compra, incluyendo transporte, envío a domicilio u otras fases en este proceso.
  2. Plazos de entrega: será una información que deberán proporcionarte directamente desde la tienda online. Es decir, el tiempo de espera hasta que te llegue el producto a casa: 1, 2, 6 o incluso más días. Porque de no ser de esta manera, dispondrás de un periodo válido de hasta 30 días hasta que recibas el envío en tu domicilio o el lugar que hayas indicado en el pedido.

Algunas precauciones a tomar:

Si no deseas tener algún que otro problema con las compras por Internet será muy importante que analices con todo detalle todas las condiciones en su contratación. Con el objeto de que estos apartados queden debidamente reflejados en el contrato. Si no tuvieses muy claro este factor deberás comunicarlo a la empresa u por el contrario optar por otra oferta que te ofrezca una mayor transparencia en la información.

En este sentido, debes prever que si no lo tienes en los plazos acordados tienes perfecto derecho a la devolución. Es decir, si se produce algún retraso no justificado en la entrega. Sea cual fuese el importe de la operación o las características de la compra.

Protección de tus datos personales

Si por algo se caracterizan las compras por Internet respecto a otros canales de comercialización más convencionales o tradicionales es porque estás expuesto a dejar más rastros en la operación. Tanto en lo que se refiere al registro como a las huellas que vas dejando durante la navegación. Si no deseas que sean utilizados por terceras personas (o por la misma empresa de ventas) no tendrás otra solución que solicitar su eliminación.

También estarás en disposición de que no te incluyan en listas de marketing directo a donde te puedan mandar correos electrónicos, publicidad u otros materiales para la promoción de las ventas. A través de un apartado en la página web que preserva tus intereses frente a las estrategias comerciales más agresivas por parte de esta clase de empresas en la venta online.

Mientras que por otra parte, siempre conviene recordar que si quieres no tienen que mandarte ninguna clase de publicidad. Pero tendrás que demandarlo antes de realizar el pedido en el consumo. En cualquier caso, la empresa tendrá que informarte de cualquier clase de estrategia en su política de fidelización.

Derecho a ejercer una compra segura y fiable

Uno de los aspectos que mayor controversia genera en la venta por Internet es el relacionado con los medios de pago. Habitualmente las tiendas virtuales que ofrecen varias alternativas para ejecutar esta actuación. No tienen porqué imponerte alguno en concreto, sino que la legislación actual te ampara que puedas elegir el sistema de pago que mejor se adapta a tus características personales.

El proceso de pago, por otra parte, deberá contar con una especial vigilancia en el momento de realizar el movimiento a cuenta. En donde nunca deben faltar algunas de estas acciones desde la página web de la empresa:

  • Contar con un certificado de seguridad que avale la operación sin ningún problema. Porque por desgracia puedes encontrarte con tiendas que no aporten esta garantía.
  • Comprobar que la página web tiene habilitada un candado en la barra de direcciones. Es muy fácil de detectar y será la mejor señal de que todo el proceso se desarrolla tal y como esperabas desde un principio.
  • Un pequeño truco para poner de manifiesto que estás ante un dominio seguro consiste en la dirección de la tienda. Deberá empezar por https: será la mejor manera para que sepas que no estás ante una tienda ilegal o fraudulenta.

Si ves que a donde te diriges a comprar aporta todas estas señales, enhorabuena. Estarás en perfectas condiciones para realizar la compra sin ningún tipo de riesgos ni incidencias que puedan afectar a la adquisición de cualquier producto comercial.

Garantía del producto

Quizás no lo conozcas, pero tanto las compras físicas como a través de Internet, te ofreces un garantía en la operación comercial de dos años. Para toda clase de productos o servicios y que automáticamente te serán ejecutados en la ficha de cliente. De todas formas, puede pasar que en algunas tiendas te den la oportunidad de no contar con este periodo a cambio de que hay una pequeña rebaja en el artículo.

Esta será una decisión que dependerá completamente de tus intereses personales. Debido a que ante cualquier incidencia, tanto técnica como logística, no te proporcionará ninguna protección ante las incidencias que puedan desarrollarse en la compra.

Siempre es conveniente acogerse a esta cláusula para evitar situaciones no esperadas por parte de los clientes. En especial, para las adquisiciones de productos en el extranjero o sencillamente por ser muy complejos en su reparación. Es un derecho que además está contemplado por la actual legislación en el consumo.

Periodo máximo de devolución

Si por algo se distingue el comercio electrónico es por sus mayores problemas para devolver el artículo adquirido. Olvídate ahora mismo de este planteamiento erróneo ya que tienes el derecho recogido de cambiarlo en un periodo de tiempo que alcanza hasta 14 días. Si lo reclamas en estos plazos no dudes de que realmente podrás demandar este derecho a los consumidores online. Pero lo que es más importante aún, sin que tengas que justificar esta decisión que has tomado.

Con una pequeña diferencia y es que si estación es como consecuencia de una incidencia técnica o mal funcionamiento del producto la operación no te costará ni un solo euro. Tampoco en los gastos de transporte que genere este cambio. A no ser que la tienda online especifique otra actuación en su página web. Para no llevarte ninguna sorpresa negativa no te quedará otra solución que comprobar las condiciones de esta operación comercial.

Mientras que por otra parte, es muy conveniente recordar que en este aspecto no hay diferencias de especial relieve, entre loa que es una tienda presencial y otra digital. Tus derechos en ambos casos están garantizados desde el principio. Como una de las garantías que disponen los consumidores españoles.

Recibir información personalizada

Otro derecho que tienen los usuarios, aunque en este caso, con una mayor complejidad en su aplicación es el que tiene vinculación directa con la oportunidad de recibir una atención personalizada. En este sentido, la normativa vigente el sector del comercio electrónico abre la posibilidad a que los clientes puedan contactar con la tienda digital. Por este motivo, esta clase de negocios deben incorporar en sus páginas web alguna o varias de los siguientes contactos:

  • Correo electrónico del negocio y nunca procedente de una dirección particular.
  • Número de teléfono fijo o móvil dentro del territorio nacional.
  • Otras formas de comunicación personal: redes sociales, oficinas presenciales, etc.

Para que puedan ser utilizadas por parte de los clientes para entablar una comunicación directa o directamente generar una respuesta más rápida por parte de la empresa.

Si por cualquier motivo, esta información no estuviese presente habrá que recelar de las intenciones de la misma. O cuando menos por vulnerar una parte de los derechos que tienen los consumidores.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.