Diferencias entre un marketplace y un eCommerce

diferencias entre marketplace y ecommerce

A la hora de montar un negocio online, muchos no saben exactamente por qué tipo decantarse. Una tienda online o eCommerce suele ser lo habitual. Pero también un marketplace. Ahora bien, ¿qué diferencias entre un marketplace y un eCommerce existen?

Si estás tomando una decisión acerca de montar un negocio de compras online y no sabes bien cuál tomar, quizá lo que te vamos a contar en esta ocasión te interese bastante. ¿Le echas un ojo?

Qué es un eCommerce

comprar a traves de movil

Vamos a empezar por lo que se conoce más habitualmente. Hablamos de un eCommerce y su definición es algo que todo el mundo puede explicar. Se trata de una tienda online en la que una empresa, marca, negocio… vende productos o servicios (o ambos).

En Internet puedes encontrarte muchísimos ejemplos porque hay muchas tiendas de este tipo.

Qué es un marketplace

mercado marketplace real

Si ya tienes claro lo que es un eCommerce, ahora vamos a pasar a hablarte de un marketplace. Se trata de una plataforma online en la que varias empresas, marcas o negocios pueden vender sus productos o servicios.

El ejemplo más claro para que lo entiendas es Amazon. Este está abierto a que otros vendedores puedan anunciar sus productos en la tienda para que los compradores los encuentren y los compren. A cambio, Amazon se lleva un porcentaje de la venta y además unas cuotas mensuales por estar ahí.

Otros ejemplos podrían ser Miravia, Temu o Aliexpress.

Diferencias entre un marketplace y un eCommerce

Ahora que los conceptos ya los tienes, y que puedes ver que no hablamos directamente de lo mismo, existen muchas diferencias entre un marketplace y un eCommerce. Aquí te presentamos varias de ellas:

Pagos extras

Tal y como te hemos dicho antes, estar en un marketplace implica tener que hacer una serie de pagos a la plataforma donde vas a alojarte. Esto dependerá de cada plataforma y qué normas establezcan, pero lo que sí está claro es que, vendas o no, tendrás una cuota fija mensual simplemente por formar parte de los vendedores de esta.

Para que te hagas una idea. En Amazon, por ejemplo, los vendedores tienen una cuota fija y luego han de pagar una comisión por cada venta que realicen. Si en un mes no han tenido ventas entonces no pagan eso, pero sí la cuota fija.

Menos beneficio

Relacionado con lo anterior, en un marketplace hay un menor beneficio a la hora de vender. Y esto es porque hay una comisión por ventas.

En el caso de un eCommerce no existe esa comisión. Para empezar, la página web es tuya, con lo que no tienes que pagar ninguna cuota por estar ahí. Tampoco por la venta de los productos con lo que el 100% de la venta es tuyo.

Más visibilidad

marketplace

Marketplace by Nick Youngson CC BY-SA 3.0 Pix4free

Uno de los beneficios de un marketplace frente a un eCommerce es la visibilidad. Cuando formas parte de una plataforma así sabes que tus productos pueden ser más visibles que solo en tu eCommerce, salvo que seas muy conocido y estés bien asentado.

En general, un marketplace te permite llegar a una mayor cantidad de potenciales clientes. Ya dependerá de la política de precios que lleves y las experiencias de los usuarios para saber si se decantarán por ti o no.

Por su parte, en un eCommerce tienes que luchar con el posicionamiento, con SEO y con Google para conseguir estar en las primeras páginas del buscador y así tener una mayor oportunidad de vender a los clientes.

Más competencia

Si bien una de las diferencias entre un marketplace y un eCommerce es la competencia, lo cierto es que esto se produce en ambos casos.

En un marketplace no vas a estar solo como vendedor. Al igual que tú te animas a entrar como vendedor, tu competencia también lo hace. Y eso implica que luchas contra ellos por sobresalir, a veces bajando los precios para ser la primera opción de los compradores (pero con ello consiguiendo mínimos beneficios).

En un eCommerce pasa algo parecido. No estás solo, habrá muchas otras tiendas online que vendan lo mismo y tienes que diferenciarte para conseguir que los clientes te elijan a ti. Esto puede ser por precios más económicos, por la atención, etc.

Mayor inversión en un eCommerce

¿Te has parado a buscar alguna vez a algún vendedor en Amazon, por ejemplo? Puede darse el caso de que disponga de una web, incluso que puedas comprar allí el producto. Pero también ocurre lo contrario, que no tenga web. Y es totalmente comprensible.

La inversión que hay que realizar para tener un eCommerce no es barata. Para uno bien asentado y que tenga potencial se dice que hay que dedicar al menos 30.000 euros (no solo la construcción de la web, sino también las tareas de publicidad, posicionamiento…), y a eso habrá que sumarle el stock que deberás tener.

Por eso, muchos prefieren directamente apostar por el marketplace porque no empiezan de cero. Se despreocupan de la plataforma y se centran en intentar ofrecer un servicio de calidad dentro de un mercado amplio para destacar de su competencia.

Envíos más fáciles

Aquí debemos explicar un poco. Y es que, estando en un marketplace, puede darse el caso de que elijas que sea la propia plataforma la que gestione el envío del producto que te compren. A cambio, ellos se llevan una comisión mayor. Pero te quita el trabajo de tener que preparar el envío, enviarlo y después tener problemas con este.

En el caso de un eCommerce el envío es directamente cosa tuya, salvo que trabajes con un dropshopping. Es decir, tienes que empaquetarlo, llevarlo a la oficina de mensajería (o que te lo recojan) y estar pendiente de que el cliente lo reciba y no le pase nada al paquete por el camino.

Como ves, son muchas las diferencias entre un marketplace y un eCommerce. Y la decisión entre uno y otro no es fácil. Pueden convivir ambas opciones, por supuesto, ya que son dos formas de dar visibilidad a tu negocio y llegar a más personas. Pero no siempre se utilizan. ¿Cuál elegirías tú?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.