Cómo reconocer una web segura: las claves que te ayudarán

Cómo reconocer una web segura

Cuando navegas por Internet, lo que menos quieres es caer en alguna web que no sea segura. Es decir, que no te intente estafar, meter virus… Pero, si no eres muy ducho en estos temas, ¿cómo reconocer una web segura?

Si te ha pasado alguna vez que has tenido dudas, o no saber cómo no picar en esos mensajes que envían de empresas conocidas para evitar problemas, a continuación te damos las claves para conseguir escapar de ellas. ¿Vamos con ello?

El primer filtro: la url

persona navegando en internet

Vamos a ponerte un ejemplo. Imagina que estás navegando por Internet y decides ir a una web de tu empresa de luz llamada luzbarata.com. Sabes que la empresa se llama así.

Sin embargo, un día recibes un email de Luz barata y te da un enlace. Lo abres y ves que es la misma web. Pero, ¿y su url? En este caso pone luz-barata.com. ¿Sería la misma página y empresa?

Lo cierto es que no. Ahí es donde están los mayores fraudes que hay.

Muchas veces los hackers utilizan urls muy parecidas para confundir a las personas y que confíen en ellos para así robar los datos.

Pero no solo esas. Sino que urls demasiado largas, con palabras raras, etc. también te deberían hacer saltar las alarmas de que algo no va bien.

Certificado SSL

Hace unos años saltó el llamado certificado SSL como una opción de seguridad que te permite reconocer una web segura. De hecho, hoy en día todas las páginas web han de tenerlo ya que, de lo contrario, se pueden perder muchos usuarios por ello.

El certificado SSL se caracteriza por dos aspectos: por un lado, aparecer en la url un https, en lugar del típico http; por otro lado, el que aparezca un candado al lado de la url, en blanco o en verde, que es señal de que se puede navegar con tranquilidad.

Blindar tu navegador de páginas no seguras

cómo revisar la seguridad al navegar por internet

En este caso no es tanto una señal para reconocer una web segura, sino más bien una herramienta que puedes utilizar con el objetivo de evitarlas. Concretamente, el bloqueo de ventanas emergentes, las descargas no autorizadas, etc.

Para ello, se utiliza la configuración de los navegadores. Por ejemplo:

En Mozilla Firefox, sería Opciones / Privacidad y seguridad.

En Chrome, Configuración / Configuración avanzada / Privacidad y seguridad.

Revisa la arquitectura web de la página

Otro aspecto a tener en cuenta para reconocer una web segura es su aspecto. Al margen de aquellas webs que intentan simular a las empresas para robar tus datos, hay otras webs que no simulan nada, sino que se hacen pasar por tiendas o similares para que compres algo que no te va a llegar nunca (y lo más seguro es que desaparecerán en poco tiempo).

De hecho, cuando en una web empiezas a ver mucha publicidad, hipervínculos a lugares que no te interesan, ventanas emergentes… cuidado, porque puede ser una página que no sea segura. De hecho, puede ser que la web donde estés sea segura, pero esos componentes que tiene pueden ser maliciosos, y en una de esas te atrapen tus datos.

Echa un vistazo al quiénes somos y a la política de privacidad

Como sabes, todas las páginas web han de cumplir con la legalidad. Y eso es tener un aviso legal, una política de privacidad, una de cookies… Pues ¿por qué no mirarlas?

Quizá te parezca una tontería, o demasiado aburrido. Pero uno de los datos que debe estar en estas páginas es su dirección postal (dónde está ubicada la tienda) y también el correo, teléfono…

Si no pone nada, malo, porque ocultar esa información legal no dice nada bueno de ellos.

Consulta las opiniones de otros

Antes de comprar nada en una web que no es del todo fiable ten en cuenta que puedes buscar en Internet opiniones sobre la tienda. Quizá tengas suerte y te encuentres con que otros ya han experimentado (en favor o en contra) y han puesto comentarios para avisar a otros.

En la mayoría de los casos esas opiniones vas a poder encontrarlas en foros, que es donde la gente pregunta por las tiendas o páginas web (sobre todo aquellas relacionadas con productos).

Revisa el texto

Otro de los indicadores para reconocer una web segura es su texto. Sí, como lees. Toca pasar un tiempo leyendo el texto en busca de inconsistencias, de frases que no suenan bien, faltas de ortografía, etc.

Cuando están en tu idioma lo normal es que esto lo detectes pronto. Pero si están en otro idioma puede costarte un poco más, sobre todo si no tienes habilidad con este. En ese caso, pasarlo por un traductor puede ser una buena idea para saber lo que dice, pero también para ver si detecta algún fallo en la gramática u ortografía.

Si fuera así es posible que la web haya utilizado un traductor y que realmente no sea segura.

Por ejemplo, para que tengas un ejemplo: imagina que buscas información para un artículo. Y encuentras una web en la que te hablan del tema en concreto largo y tendido. Sin embargo, conforme lees te das cuenta que en realidad solo los dos primeros párrafos hablan de ello; el resto son de otras cosas que ni siquiera están relacionados.

Revisa los métodos de pago

persona comprando

Como sabes, en Internet es habitual pagar con tu tarjeta de crédito. Pero si el sitio donde vas a pagar no utiliza un TPV virtual, (es decir, un sistema de pago online con autentificación), puede ser que no sea tan legal.

De hecho, a la hora de pagar en sitios nuevos es preferible que lo hagas con PayPal o similar para que, si no te llega el producto, puedas reclamarlo (aunque esto no lo ponen precisamente por eso).

Reconocer una web segura no es fácil. Pero tampoco es imposible. Si tienes en cuenta estos aspectos que te hemos comentado, y además utilizas un poco el sentido común vas a poder esquivar muchos problemas. ¿Nos das algún consejo más para evitar caer en alguna web que pueda suponer un riesgo para tu ordenador o tus datos privados?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.