Qué es una marca

Qué es una marca

La marca es algo que acompaña a productos, empresas, negocios, etc. Podemos decir que es una tarjeta de presentación para que los clientes, pasados, presentes y futuros, la reconozcan. Pero, ¿qué es una marca? ¿Qué tipos existen? ¿Cómo se hace?

Si tienes dudas acerca de lo que define a los productos y/o servicios que hay actualmente en el mercado, si quieres saber exactamente su concepto, qué la diferencia del branding, o los tipos de marca existentes, tienes toda la información que necesitas aquí.

Qué es una marca

Una marca es un sello distintivo de un producto, un servicio, una empresa, un negocio… En otras palabras, podríamos decir que es el nombre con el que se le conoce a ese producto (servicio, empresa, negocio…) y por el que obtiene una identidad que hace que, cuando se nombra, todo el mundo sabe exactamente a qué se refiere.

Por ejemplo, Coca-Cola, Apple, Google… Nombrar esas palabras automáticamente nos lleva a pensar en la empresa o producto en concreto.

Según la Asociación Americana de Marketing, una marca es «un nombre, un término, una señal, un símbolo, un diseño, o una combinación de alguno de ellos que identifica productos y servicios de una empresa y los diferencia de los competidores». Muy parecida es la definición que da la Oficina Española de Patentes y Marcas que dice que la marca es «el signo que distingue en el mercado los productos o servicios de una empresa, ya sea ésta de carácter individual o social».

Sin embargo, estos conceptos se quedan algo desfasados con la actualidad (y con el futuro), porque la propia marca se ha convertido en una herramienta estratégica para conseguir identificar y garantizar una buena relación para con los consumidores. Por ejemplo, imagina un refresco que se llame Doctor Joe. Es un nombre que puede ser una marca. Pero esta no se queda solo en nombrar ese producto, sino que su objetivo es diferenciarse de la competencia, individualizarse, identificar y ser recordado por los consumidores.

Todo lo relacionado con estas está regulado por la Ley 17/2001, de 7 de diciembre, de Marcas, en la que se encuentran todos los requisitos que debe cumplir una marca y otros aspectos importantes sobre ellas.

Marca y branding, ¿es lo mismo?

marca o branding

De un tiempo a esta parte el término branding se oye cada vez más relacionado con las empresas y, en muchas ocasiones, confundiendo lo que es una marca con lo que es el branding. Porque no, ambos términos no se refieren a lo mismo.

Mientras que una marca es un nombre, o una forma de referirse a un producto, servicio, tienda, etc.; en el caso del branding hablamos de una serie de acciones que se llevan a cabo para crear una marca ‘de valor’. En otras palabras, crear un nombre representativo que identifique ese bien o servicio y que, al mismo tiempo, tenga un valor asociado (conectar con los consumidores, motivarlos, generar una reacción o simplemente reconocimiento).

Tipos de marcas

Tipos de marcas

Podemos distinguir distintos tipos de marcas actualmente.

Según la Oficina Española de Patentes y Marcas, además de la marca individual, existen dos tipos más de marca:

  • Marca colectiva. Es «aquella que sirve para distinguir en el mercado los productos o servicios de los miembros de una asociación de fabricantes, comerciantes o prestadores de servicios. El titular de esta marca es dicha asociación».
  • Marca de garantía. Es «aquella que garantiza o certifica que los productos o servicios a que se aplica cumplen unos requisitos comunes, en especial, en lo concerniente a su calidad, componentes, origen geográfico, condiciones técnicas, modo de elaboración del producto, etc. Esta marca no puede ser utilizada por su titular, sino por terceros a quien el mismo autorice, tras controlar y evaluar que los productos o servicios de este tercero cumplen los requisitos que dicha marca garantiza o certifica».

Sin embargo, también nos podemos encontrar con otros tipos de marcas, como son:

  • Marcas denominativas. Son las que se componen por letras y números.
  • Marcas gráficas. Aquellas que solo se componen de elementos gráficos, como pueden ser logotipos, imágenes, ilustraciones, dibujos, símbolos, iconos, etc.
  • Marcas mixtas. Son una mezcla de las dos anteriores de tal forma que se combina la parte visual (gráficos) con la parte textual (la denominativa).
  • Marcas tridimensionales. Se caracterizan porque parte de sus elementos las definen en su identidad. Un ejemplo puede ser Toblerone, cuyo envoltorio en forma de pirámide es distintivo.
  • Marcas sonoras. Son las que tienen relación con los sonidos.

Cómo solicitar una marca

Cómo solicitar una marca

Poner el nombre a un producto, servicio… no es tan fácil como piensas, ya que lo mejor, para que nadie te robe esa «identificación» es registrarla. Pero antes de hacerlo, conviene que lleves a cabo una serie de actuaciones, como son:

  • Elegir la marca, es decir, decidir cuál va a ser el nombre de esa marca. En este sentido, la Oficina Española de Patentes y Marcas recomienda que sea eufónica, es decir, que no sea difícil de pronunciar ni malsonante; y fácil de recordar.
  • Evitar las prohibiciones legales de registro. En este caso, hay nombres, o requisitos que se deben cumplir y que están en la Ley de Marcas en los artículos 5 a 10.

Una vez te cerciores de que el nombre escogido es el adecuado y que cumple con la legislación vigente, podrás registrar la marca. Para ello, se hace a través de la Oficina Española de Patentes y Marcas. Este trámite se puede llevar a cabo online o de forma presencial. Si lo haces de la primera forma obtendrás un 15% de descuento.

En cuanto al precio, si es de primera clase la marca, habría que pagar (datos de 2022) 150,45 euros (127,88 euros en caso de hacer el trámite y el pago electrónico).

Cualquier persona, ya sea física o jurídica, puede solicitar el registro de una marca. Ya dependerá del uso que vaya a darle a esta y de las necesidades que se tengan ya que no solo existe el registro nacional sino también el internacional cuyo trámite es más largo pero te permite mantener la autoría de esa marca por un determinado tiempo.

Y es que el registro de una marca no es para siempre sino que se tiene que renovar, y por ende pagar de nuevo, cada 10 años.

Como ves, saber qué es una marca es algo fácil aunque el trámite para registrar una conlleva un desembolso que no muchos llegan a hacer, al menos durante los primeros años de vida de ese producto, servicio, empresa.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.