Las 5 principales características de un sitio Ecommerce bien diseñado

ecommerce-bien-disenado

Hay una serie de factores que pueden influir en el éxito de un sitio de comercio electrónico, pero desafortunadamente, la identificación de esas áreas de fortaleza y debilidad, no siempre es tan sencillo. En este caso en particular, les hablaremos acerca de las principales características de un sitio Ecommerce bien diseñado.

1. Facilidad de navegación

Cuando se trata de vender productos, el primer requisito a cumplir para una tienda Ecommerce es que el comprador tiene que ser capaz de encontrar rápida y de forma especifica, lo que el o ella están buscando. Una navegación eficaz es fundamental para los sitios Ecommerce ya que los visitantes que no pueden encontrar lo que buscan se traducen en ventas perdidas.

2. El diseño no destaca por encima de los productos

En un negocio Ecommerce, el foco de atención siempre debe estar en los productos que están disponibles para su compra. Un diseño que es extravagante sin sentido, generalmente hace más daño que beneficio, puesto que al final, el diseño no es lo que se vende, sino los productos.

3. Fácil proceso de compra

La experiencia del usuario en sitios de comercio electrónico es fundamental para el éxito. Es decir, si el proceso de compra implica demasiados pasos o incluso es confuso, los compradores simplemente terminarán abandonando su carrito de compras. Por ello, el checkout siempre debe implicar la mínima cantidad de pasos y debe ser lo más fácil e intuitivo para los compradores.

4. Exhibir los productos más populares

Muchos negocios Ecommerce se esfuerzan por mostrar los elementos que pueden ser de interés para los potenciales compradores. Un gran número de sitios de comercio electrónico están utilizando espacios muy amplios en la página de inicio para promover las ventas actuales, el lanzamiento de un nuevo producto o lo que sea que genere interés.

5. Fotos de productos a detalle

La venta de productos en Internet es diferente de vender en una tienda física porque el comprador no puede tocar o ver en persona el producto antes de tomar la decisión de compra. Al ofrecer fotos de los productos que resaltan a detalle las características principales del mismo, se consigue superar ese inconveniente y se hace más fácil para el comprador decidir si conviene o no comprar el producto.


Escribe un comentario