EthicHub y la comercialización de café con impacto social

EthicHub logo proyectos sociales criptos

Los más cafeteros saben muy bien que hay una gran diferencia entre comprar café de las grandes marcas y adquirirlo directamente en origen. Es una cuestión de calidad, más que de precio. En el tema del presente artículo, hay además otros interesantes elementos que se pueden sumar a esta ecuación. Como el impacto social, gracias a iniciativas como la que nos ofrece EthicHub.

Normalmente, los productores suelen dejar la comercialización de su producto en manos de las grandes plataformas de venta de café online. Solo algunos prueban suerte abriendo su propio canal de e-commerce. Pero para la mayor parte de ellos, para poder llegar a esto antes es necesario realizar una inversión. Para muchos de estos productores, esto sería imposible sin la ayuda de EthicHub y su proyecto consistente en conectar a inversores con productores, cuyos detalles explicamos más adelante.

proyecto cryptocafe

Además de todo este trabajo, EthicHub cuenta también con su propio canal de venta, llamado CryptoCafe, donde se pueden adquirir todas las variedades de café que se produce gracias a este esfuerzo conjunto.

Hay que decir a este respecto que EthicHub no actúa como intermediario, sino como socio de los propios agricultores (una diferencia fundamental), por lo que no obtiene ningún beneficio directo de estas ventas.

Café verde, el producto estrella

El producto estrella es el café verde, cultivado en las plantaciones de Sonosuco, en la región mexicana de Chiapas. Las condiciones climáticas de la zona, la altitud y el buen hacer de las comunidades cafetaleras se conjugan para lograr un producto de alta calidad, con una puntuación de 80-90 según los parámetros de la Speciality Coffee Association (SCA). En definitiva, un café selecto destinado en su mayor parte a la exportación a países como España.

Proyecto social café verde

También EthicHub apuesta por invertir en cafetales de otros países como Brasil, Honduras o Colombia a través de la misma fórmula: explotaciones de pequeño tamaño (hasta 5 hectáreas), con un alto grado de especialización y, sobre todo, con la loable intención de conseguir un impacto social y económico de gran valor en las comunidades agrícolas.

Basta con echar un vistazo a todos los proyectos que se mantienen en marcha en estos países gracias a las inversiones realizadas a través de EthicHub para entender la verdadera dimensión de su labor.

La fórmula de EthicHub

EthicHub basa toda su actividad en la idea de poner al alcance de estos pequeños agricultores la financiación que necesitan para seguir trabajando sus tierras y vender su café en mercados directos. En realidad, es el único recurso del que disponen, ya que en sus países tienen cerrado el acceso al crédito a través de las vías convencionales (bancos, entidades de crédito, etc.).

La propuesta de esta plataforma de financiación colaborativa consiste en tender un puente tecnológico entre inversores y agricultores, una fórmula en la que ambas partes salen ganando: los primeros obtienen rentabilidades en torno al 8-10%, mientras que los segundos se aseguran el acceso al crédito que les permite trabajar y crecer.

¿Cómo es posible tal cosa? ‍EthicHub es una plataforma nativa de la tecnología Blockchain mediante la cual cualquier particular puede realizar inversiones mínimas de 20 euros, ya sea a través de criptomonedas o con tarjetas de crédito y débito vinculadas a una cuenta corriente de un banco.

Un punto importante a destacar es la seguridad de las inversiones, que están respaldadas por un sistema de doble garantía: por un lado la que ofrece el activo del mundo real, es decir, el café, y por otro la de su sistema de colateral colectivo, con le respaldo del token Ethix. Esa es, por cierto, otra forma de invertir en la plataforma (comprando tokens) y al mismo tiempo contribuir a sacar adelante todas las iniciativas.

Hasta la fecha, después de más de 500 proyectos financiados, los inversores han recuperado el cien por cien de su inversión, además de los beneficios obtenidos. No es una mala carta de presentación, la verdad.

Inversiones con impacto

Pero el gran atractivo añadido a la idea de EthicHub es que los inversores, además de obtener beneficios, saben que están colaborando en el desarrollo y sostenimiento de las comunidades productoras de café en las que invierte. Sus aportaciones generan un importante impacto socioeconómico y medioambiental, al tiempo que hacen posible la comercialización de un producto de calidad excepcional.

Además de esto, EthicHub contribuye de forma activa a nueve de los Objetivos de Desarrollo Sostenible de la agenda 2030 promovida por Naciones Unidas. Una apuesta por la de construir una nueva economía, más inclusiva y solidaria, sin perder de vista la idea del respeto por el medioambiente y el cuidado de la biodiversidad.

Así es como es posible que este delicioso café de producción local se pueda vender a través de internet y llegar hasta nuestros hogares. Aunque solo sea por eso, ya vale la pena dar un voto de confianza a EthicHub.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.