Claves para que tu estrategia de branding sea un éxito

Llevar a cabo una estrategia de branding certera y eficaz puede constituirse en estos momentos en el mejor argumento para vincular una marca comercial con los clientes y usuarios. Al igual que para permitir una mayor fidelización con los mismos. A través de diferentes modelos de marketing digital que vas a comprobar a partir de estos momentos. ¿Sabes cómo? Pues sigue con detalle esta información porque estarás en condiciones para salir de dudas sobre este formato en el marketing online.

Por sus propias características será un plan de actuación que va destinado al medio y largo plazo. Y que en todos los casos se desarrolla con la finalidad de satisfacer unas metas muy específicas, en este caso en el comercio digital. Generalmente para importar dos objetivos, por un lado incrementar las ventas y por otro, vincular más a los clientes. Para que de esta forma, tu proyecto empresarial sea más potente y con mayores perspectivas de crecimiento.

No puede olvidar que el branding se constituye en un proceso muy necesario para definir la identidad corporativa de una empresa o proyecto emprendedor y profesional, sea digital o no. Se trata, pues, de una gestión planificada de comunicación que tiene la finalidad de lanzar el discurso comercial de esa marca. Por tanto, tienes unas particularidades muy bien definidas y que se diferencia de otras estrategias de marketing más tradicionales o convencionales.

Primera clave en la estrategia de branding: aprovechar los recursos de las redes sociales

De deseas mejorar tu marca digital a partir de estos momentos no tendrás más remedio que impulsar esta estrategia tan especial que te brindan las nuevas tecnologías. La clave del éxito reside en evitar todos aquellos temas o contenidos que nada o muy poco tienen que ver con marca comercial. Te tienes que plantear de qué vale hablar sobre el sector de la renta variable cuando tu negocio va enfocado a la comercialización de ropa deportiva. Hasta el punto de que lo único que conseguirás es confundir muy seriamente a los destinatarios de tus mensajes por las redes sociales.

Otro de los aspectos que deberás tener en cuenta es aportar material gráfico o audiovisual que pueda vincularse o reconocerse como parte de tu negocio. Olvidándote de cualquier enfoque personal que nada aportará a conocer mejor la marca comercial que representas entre el público. Desde este planteamiento, las redes sociales te permiten importar muchos recursos informativos para satisfacer esta necesidad profesional. Al igual que lanzar una serie de mensaje que sean completamente coherentes con la filosofía de tu pequeña o mediana empresa.

Mientras que por el contrario, la puesta en marcha de un mensaje consistente y cuidado en sus contenidos  es el mejor pasaporte para crear unos vínculos con los usuarios o clientes de estas redes sociales. Deberás definir y hasta planificar estos contenidos digitales para que te veas más favorecido en estas actuaciones. No en vano, el poder de penetración que tiene el mensaje es en estos momentos más eficaz que a través de otros modelos menos innovadores.

Segunda clave en la estrategia de branding: mayor actividad en los empleados

Si quieres que el discurso sea aún más eficaz y satisfactorio para tus intereses empresariales no debes olvidarte de tus trabajadores y colaboradores. Será un valor añadido para llevar a cabo esta estrategia de branding y con unos efectos realmente sorprendentes por su positivismo. Porque en efecto, puede proporcionar mayor dinamismo y frescura a los mensajes que deseas mostrar a tus clientes o proveedores.

Al vincular a tus trabajadores con los valores de la empresa estarás dando una imagen de unidad profesional y de la conformación de un mensaje sin fisuras sobre los productos o servicios que ofreces a terceras personas. Con un mismo enfoque que el impuesto por los representantes o directivos de la marca personal. No puede ser que estos empleen un tono divertido y jovial mientras que los colaboradores se decantan por un tono serio y a veces monótono.

Estas divergencias pueden perjudicar en el reconocimiento de la propia marca comercial. Hasta el punto de que habrá que unificar los contenidos que se van a emplear para promocionar la empresa. Siendo uno de los aspectos más descuidado por parte de los usuarios. Pero que pueden subsanarse a través de una unificación en los criterios para posicionarse en las diferentes redes sociales (Twitter, Facebook, YouTube u otras de similares características).

Tercera clave en la estrategia de branding: diferenciarse de la competencia

No solo hay que posicionar una marca comercial, sino apoyándolo con un valor añadido sobre lo que le diferencia de otras empresas de su mismo sector comercial. Debes aportar una personalidad a la marca como fórmula para captar un mayor número de clientes o usuarios. En este sentido, res deseable plantear los elementos diferenciadores y que destacan frente al de sus competidores.

Para llevar a cabo esta estrategia de marketing es muy relevante que tengas en cuenta algunos factores que pueden potenciar este aspecto en tu empresa digital. Como por ejemplo, en los siguientes cinco escenarios que te planteamos a continuación:

  1. Los puntos o aspectos más favorables que ofreces en la comercialización de tus productos o servicios.
  2. Cualquier idea innovadora u original que destaque frente a la oferta de tus principales competidores en el sector digital.
  3. Un nivel de penetración óptimo que llame realmente la atención de los posibles destinatarios.
  4. La experiencia que lleves acumulado a través de los años en que estés presente en la venta de los productos.
  5. Las ventajas que tienen los clientes al adquirir tus productos por medio de sistemas de comercialización mucho más desarrollados.

Cuarta clave en la estrategia de branding: conocimiento de los clientes

Nada hay más beneficiosa para exportar tu marca comercial que un alto conocimiento de los clientes o usuarios. Pero que en muy pocas ocasiones lo llevamos a la práctica. En este sentido, la primera idea que debes asimilar es que el conocimiento de tus clientes es la mejor base para diseñar una buena marca. Sería muy interesante que recabes información fiable sobre algunas de las siguientes preguntas que te planteamos:

  • ¿Se relacionan en las redes sociales y bajo que intensidad?
  • ¿Cuáles son sus opiniones sobre los productos o servicios que comercializamos?
  • ¿Qué clases de contenidos son más de su agrado y cuál es su nivel de recepción?
  • ¿Están dispuestos a mantener una mayor comunicación con la marca comercial que representemos?
  • ¿Cuál es su grado de fidelización y hasta que niveles están dispuestos a llegar para el mantenimiento de las relaciones o contactos con el cliente?

Basta con que identifiquemos una mayoría de estos planteamientos para que la marca comercial o proyecto profesional se refuerce con especial relevancia. Esta fuente de información la puedes recabar a través de estudios de mercados, encuestas fiables o directamente con una potenciación de los servicios de atención al cliente. Se trata de recursos que nunca fallan en esta clase de objetivos.

Sin olvidarse, claro está de una presencia mucho más activa en las redes sociales de forma continuada y tratando de respetar los gustos y opiniones de los destinatarios de tus productos o servicios a partir de estos momentos. Es decir, el cliente por encima de otras consideraciones técnicas del negocio digital.

Quinta clave en la estrategia de branding: construir historias muy sugerentes

Puede que no te hayas dado cuenta, una vez que has llegado a este punto, pero exponer experiencias muy relevantes puede llegar al corazón del público objetivo. Para que de esta manera, los destinatarios puedan identificar de nuevo a la marca comercial con estas historias originales. En cualquier caso, tienen que cumplir con una serie de requisitos, como los siguientes:

  • Propiciar una identidad con la marca o proyecto empresarial.
  • Construir historias que emocionen al público y puedan impactarles en su recuerdo.
  • Deberá enganchar a los usuarios de una manera permanente e incluso que les permita una respuesta para dar su opinión.
  • Emplear toda clase de recursos para que la experiencia esté vinculada con el producto que ofreces en estos momentos.

Sexta clave en la estrategia de branding: rentabilizar los costes empresariales

En buena parte de las ocasiones se minusvalora el aspecto monetario de las pequeñas y medianas empresas. Es decir, si consigues tener una marca comercial muy valorada dentro del sector tendrás más fácil reducir los costes en la inversión. ¿De qué manera? Pues por algo tan sencillo en el sector del marketing digital como es el hecho de que los clientes ya te conocen. Y por tanto, no necesitarás destinar más dinero a esta tarea profesional.

Por otra parte, te permitirá dirigir tus recursos económicos a otras facetas del negocio. Al igual que las herramientas informáticas y hasta el personal que deba tratar estas facetas en la empresa. Esto, sin lugar a dudas, mejorará la rentabilidad de tu empresa. En todos los plazos de permanencia: corto, medio y largo. Con una mayor optimización del capital disponible. Hasta el punto de que podamos decir como resumen  que esta es al fin y al cabo una estrategia de branding esencial para que una marca conecte con sus clientes y así fidelizarlos. Como uno de sus objetivos más relevantes.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.