Valores de una empresa, ejemplos, y cómo implementarlos

La importancia de los valores empresariales

Warren Buffet dijo una vez, “dinero es lo que pagas, valor es lo que recibes”. Parece no tener mucho nexo con el buen funcionamiento de la empresa, teniendo en cuenta que Buffet es inversor. Pero lo que Buffet dijo es que, era prioritario buscar el valor desprendiéndose del dinero. Las cosas de valor, tienen mucha importancia, y de allí se deriva su éxito como inversor.

En las empresas, unos buenos valores conllevan a un mejor rendimiento de ellas mismas. Un negocio sin valores, está abocado a funcionar mal, o incluso al cierre por su fracaso. Por eso mismo, hoy vamos a hablar de la importancia que los valores de una empresa tienen en su desarrollo. Porque en el conjunto de estas buenas prácticas, nos encontramos con una empresa sana, equilibrada, y dispuesta a comerse el mundo.

La importancia de los valores

Los valores destacan aquellas cualidades de las personas y que les empujan a actuar de una determinada manera. Estas cualidades, se rigen porque van en sintonía de los deseos e intereses, aspiraciones, creencias y sentimientos de cada individuo. Cuando una persona siente que su forma moral y ética de ser es buena, y siente motivación por llevarla a cabo por sus resultados, todas estas cualidades se resaltan. Hablamos de valores si además esta forma de actuar perdura en el tiempo.

La importancia de los valores en el entorno empresarial

Los valores, deben tener una lógica de funcionamiento que los permita realizarse. Por ejemplo, en sociedad, el conjunto de normas morales, permiten la buena convivencia entre los diferentes grupos de personas. Podemos ver que si esto es posible, es porque además la mayoría de personas implicadas creen en ellos. De forma aislada o remota, podemos encontrar grupos o sujetos que no se sienten identificados, y dónde desentonan, por su extravagante ética. No quiere decir que sea algo malo, pero si la gente no remara de forma mayoritaria hacia una misma dirección, la sociedad iría a la deriva.

En una empresa, sucede lo mismo. Unos valores mal cimentados provocan mala armonía y diferentes perspectivas sobre que valores se está representando. De manera que preguntas como “¿Qué deseos no satisfacemos aún de nuestros clientes?”, “¿Qué perfil de persona acude a nosotros?”, “¿Qué valores se transmiten entre trabajadores?” o incluso “¿Qué valores compartimos?”, no puedan ser resueltas por la disparidad de las creencias.

Los valores en una empresa

Beneficios de crear valores y cultura entre los trabajadores

Dentro de una empresa, los valores deben verse representados y reconocidos. Esto significa que los actos que van en buena sintonía, se vean recompensados. No necesariamente en términos económicos, sino también con aprobación, bienestar recíproco entre los diferentes equipos, y apoyo mutuo. La buena interiorización y estandarización de ellos, suelen traer beneficios progresivamente.

  • Evitar malas conductas y conflictos entre empleados.
  • Implementar de forma efectiva cambios o procesos dentro de la empresa.
  • Ayuda en la identificación de algún problema con voluntad por parte del equipo en solucionarlo.
  • Sentir la empresa como parte de uno mismo. Este factor es importante, los trabajadores suelen implicarse más y mejor, al respecto de los que se sienten desplazados o que la cosa no va con ellos.
  • Menor número de despidos. Cada nuevo puesto implica nueva enseñanza y familiarización.
  • Crear una cultura dentro del negocio.
  • Motivación y mejora continua. El vínculo de valores se extrapola en un bucle que se retroalimenta de forma positiva.
  • Resistencia a las adversidades. Un equipo con los mismos valores, no se desestabilizará tanto como otro con valores dispares, cuándo hayan eventualidades tales como crisis, adaptación a nuevos tiempos, etc.

Valores de una empresa, ejemplos

Las prácticas del día a día, ayudan a reforzar la unión entre directivos, departamentos, equipos, y todos los trabajadores implicados. De entre las más relevantes, encontramos las siguientes.

Valores de empresa ejemplos

Comunicación transparente y clara

A nadie nos gusta que nos falte información, y menos preguntar para recibir una respuesta parcial. Para eso, hay que fomentar una correcta comunicación entre los diferentes miembros. Ya sea para incorporar un nuevo producto o servicio, para que no hayan confusiones, para realizar algún cambio en el proceso, e incluso informar acerca de un problema.

Un lugar dónde las personas confían entre si, también suelen responder positivamente y con la mejor actitud ante cualquier cosa.

Integridad empresarial

Siempre he pensado, que de todos los valores, la integridad debe ocupar una posición imprescindible por su excelencia. Compromiso, honestidad, honradez, responsabilidad, intentando no perjudicar a nadie ni a terceros jamás. Fomentar valores como la integridad, dará lugar a personas, y por ende negocios, más auténticos y competitivos.

Debemos buscar y perseguir formar a personas íntegras, que sean enérgicas y espabiladas. De no ser íntegras, otras cualidades que son potencialmente buenas, podrían volverse en contra.

Autocrítica

Valor constante, regular y que debe ser coherente. La autocrítica nos permite valorar las fortalezas y debilidades de la empresa. Encontrar la causa de los problemas, o tener una amplia visión del negocio, nos ayudará a solventar dificultades y optimizar procesos. Una autocrítica adecuada nos ayudará a ganar en competitividad, calidad y prestigio de nuestra marca.

Libertad

Bien racionalizada, es positiva. La libertad en los trabajadores promueve una presión menor, que se traduce en menor estrés y mayor creatividad. Ofrecer libertad de pensamiento, valorar nuevas ideas o perspectivas, son aportaciones de las que el negocio puede nutrirse. De esta forma, podremos ver el talento, y de ser así, retenerlo. Las empresas que no ofrecen margen de maniobra, son muy “cuadriculadas” y estrictas sin valorar las aportaciones de sus trabajadores, suelen perder ese talento. Las personas se cansan, y se marchan. Un error que debemos intentar evitar.

¿Cómo implementar valores en un negocio?

Implementar valores dentro de la empresa

Tanto si tu empresa está en marcha cómo si eres un emprendedor, es fundamental saber que valores debemos tener. Una vez sabemos los valores que queremos transmitir, seguramente nos pongamos manos a la obra con recalcarlos en alguna placa metálica o en la propia página web. Muchas veces, eso acaba quedando en el olvido, y con frecuencia podemos observarlo en otros lugares.

Para que los integrantes interioricen los mismos valores que pretendemos transmitir, podemos hacer acopio de diferentes vías de comunicación. E-mail, anuncios, juntas o reuniones son buenas ocasiones para recordarlos. Y además, en la práctica y día a día, podemos incentivar o penalizar las conductas.

  • Recompensas. Empleado del mes, comisiones, algún día de libranza por buenas conducta. Siempre son bien recibidos entre los empleados.
  • Toque de atención. Algunas veces pueden ser de malas maneras, yo particularmente soy partidario de dar un toque de atención en positivo. Por ejemplo, uno pierde los ficheros, y ya van tres veces, hablar con la persona si le pasa algo, si necesita ayuda, y que reciba estímulos indirectamente para reforzar en lo que falla y motivarle a que lo haga bien.
  • Aprovechar reuniones, conferencias, retiros e incluso lecturas para resaltar aquello que queremos transmitir.

¿Todas las personas valen para lo mismo?

Cómo identificar el rol de cada persona en una empresa

Si tu idea final es poder enfocar a cada persona, responsabilidades acordes a su personalidad, existen herramientas para determinar qué lugar debería ocupar quién. Si tenemos dos empleados con la misma preparación, y uno debe ofrecer atención al cliente y otro contabilidad, por ejemplo, destinaremos al más extrovertido de cara al público y al más introvertido en temas contables.

Un test muy empleado en Estados Unidos y que suele ofrecer buenos resultados, es el famoso MBTI. En él, se catalogan y explican los rasgos de 16 tipos de personalidad, según las preferencias personales de cada uno. Sus resultados, han ayudado mucho en desarrollo personal, dinámica de grupos y desarrollo de capacidades de liderazgo. Si tenéis curiosidad, podéis encontrar información sobre el MBTI en Wikipedia, y diferentes páginas dónde realizar el test Myers-Briggs.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.