¿Qué es el SPAM?

¿Quién no ha escuchado de este concepto en los medios digitales. Prácticamente ningún usuario está ausente de la vinculación de esta palabra. Porque en efecto, el SPAM es un concepto ligado a los términos correo basura, correo no solicitado y mensaje basura y que hacen referencia a los mensajes no solicitados, no deseados o con remitente no conocido. Esta clase de mensajes publicitario por lo general son enviados en grandes cantidades que perjudican de alguna o varias maneras al receptor.

Se trata de unos correos que pueden hacer mucho daño a las empresas que optan por este modelo de envío. Entre otras razones porque tendrán el deseo contrario por parte de los usuarios y son muy peligrosos ya que pueden anular cualquier campaña de publicidad o informativa. Si deseas que todo te vaya perfectamente deberás poner todos los recursos para que tus correos electrónicos nunca se constituyan en correo basura, correo no solicitado y mensaje basura. No en vano, te evitarás más de un problema a partir de estos momentos.

Otro de los elementos distorsionadores de los correo basura, correo no solicitado y mensaje basura es el que tiene que ver con sus efectos más directos. En el sentido de que pueden crear muchos más de los problemas que piensas desde un principio. En especial, cuando este aspecto va vinculado a la actividad de un comercio o tienda por Internet. En donde puedes trastocar en algo tus planes profesionales. Por medio de una serie de situaciones que se pueden generar desde este planteamiento en marketing digital.

Efectos del SPAM en los intereses de tu comercio electrónico

Desde luego con muchos y de diversa naturaleza tal y cómo vas a comprobar a partir de estos momentos. No en vano, el spam sirve para propagar un mensaje muy rápidamente y a una gran cantidad de personas sin necesidad alguna de que concedan su aprobación a recibir la información que se transmite.

Mayor coste económico

El daño que el spam provoca puede cuantificarse económicamente en horas de trabajo que se malgastan cada día. Este es un aspecto que debes evitar bajo cualquier circunstancia. No solo por el dinero que puede constarte, sino por los procesos en los que pueden verte inmerso a partir de estos precisos momentos.

Daños en el sistema operativo

No solo el aspecto monetario debe ser valorado bajo el prisma de vista del correo basura o SPAM. Si no que por el contrario, también influye el hecho de que esta práctica comercial tan especial puede contener virus u otros códigos maliciosos. Hasta el punto de que puedan infectar tu sistema operativo en el ordenador personal. Con los daños que te puede ir creando en ficheros, documentos o listado de clientes o usuarios.  Hasta el punto de que puede llegar a afectar al propio desarrollo de tu negocio digital.

Vehículo de informaciones fraudulentas

No cabe duda de que también los correos basura pueden ser un instrumento para operaciones, como por ejemplo para suplantar tu identidad, obtener los datos personales del usuario  o sencillamente para desarrollar alguna que otra operación de cariz fraudulento. Debes de tener mucho cuidado en no verte en algún que otro asunto de estas características y que puede perjudicar sin lugar a dudas tus intereses profesionales desde ese preciso momento.

Limitar la capacidad de almacenaje

Otro de los efectos más relevantes de estas actuaciones se sustancia en algo tan común como es puedas verte limitado en  el espacio de tus dispositivos tecnológicos. De una forma no necesaria y que además te puede reportar más de un problema a partir de estos momentos y que puedes echarlo en falta en las relaciones con tus clientes o usuarios en cualquier momento. No malgastes recursos con esta clase de planteamientos comerciales que no llevan nunca a un buen lugar.

Implicaciones del correo basura en tu comercio electrónico

De todas formas, cuando recibes un correo no deseado (correo basura) en la parte inferior de la página hay un vínculo que puede darle la opción de no recibir más ese tipo de mensaje. De ser así, es más fácil identificar las direcciones de estos correos electrónicos. Por tanto, te aconsejamos que la uses para evitar situaciones que realmente no son deseadas por ti. Y lo que es peor, que pueden perjudicarte en tus intereses profesionales, tal y como sucede en estas actuaciones que te exponemos a continuación.

  • El correo basura te obliga que dediques una parte de tu tiempo tan precisos a tratar de identificar estos correos no deseados o sencillamente a eliminarlos. Hasta el punto de que es un espacio de tiempo que quitas a tus negocios o actividades profesionales a través de Internet.
  • Por otra parte, la emisión de estos correos tan especiales puede crearte más de un problema en relación con los propios clientes o usuarios. Debido a que puede crear interferencias entre los mismos y en cierta forma empeorar las relaciones comerciales.
  • No supone ofrecer una imagen muy poco seria sobre la empresa digital que representamos. Si no que por el contrario, podemos dar una señal un tanto superficial sobre nuestra organización. Desde luego que no merecerá la pena arriesgar el trabajo que hemos llevado a cabo durante tantos y tantos años.
  • No cabe duda de que pueden interferir muy seriamente sobre los mensajes o informaciones que mandamos a los clientes o usuarios. Hasta el punto de que estos pueden desatender los canales que hemos creado para mantener un correcto contacto entre ambas partes del proceso.
  • Puede llegar al final al punto de que se vean afectadas las ventas de nuestros productos, servicios o artículos. De una forma completamente no necesario y que puede evitarse de una manera muy eficaz desde el principio.
  • El interés hacia las empresas que mandan correo no deseado o basura es mucho más bajo por parte de todos los usuarios. Puede llegar a un punto de que no nos llegue a interesar absolutamente ninguna clase de contenidos y este aspecto tiene unas repercusiones muy negativas sobre el comercio o tienda digital.

Son tan solo algunas de las implicaciones que te puede reportar el correo basura en tu negocio digital. Como habrás podido comprobar son más escenarios de los inicialmente previstos en tus planteamientos generales.

¿Qué problemas pueden generar en tu tienda digital esta clase de correos?

Si bien el correo basura es un incordio para los particulares, mucho más es en el caso de que seas responsable de un negocio por Internet. En este sentido, te conviene identificar las incidencias que te pueden aparecer con los denominados mensajes SPAM. Como en las actuaciones que te vamos a exponer a continuación:

Pérdida de productividad

No cabe duda de que estos correos pueden ser la fuente de tus problemas. Debido a que puedes dedicar excesivo tiempo a su lectura ante la duda de su posible naturaleza u origen y que podrías dedicar a otras actividades dentro de tu actividad profesional.

Perjuicios  monetarios

Aunque no hayas pensado en este aspecto, no menos cierto es que los correos no deseados te pueden perjudicar en tus intereses profesionales si suministras dicha información o ejecutas las instrucciones de este tipo de e-mail fraudulento. Hasta el punto de que al fin y al cabo pueden ser un lastre para desarrollar su negocio. En este sentido, te conviene actuar con mucha precaución ante la aparición de uno de estos mensajes tan especiales.

Se incrementan los gastos

Quieras o no te va a suponer un desembolso mayor en la factura de tus recibos domésticos. Como consecuencia del gasto de conexión a Internet, uso de aparatos de las nuevas tecnologías o sencillamente por su excesiva dependencia que te puede originar en la vida privada. No tienes, en definitiva, que minusvalorar este aspecto sobre el correo no deseado o basura.

Recibir un contenido impropio a tu tienda online

Tampoco puedes olvidarte este factor que puede determinar o no la penetración de tu actividad profesional dentro de tus clientes o usuarios. Hasta el punto de que es muy muy probable que el usuario reciba mensajes con contenido impropio u ofensivo. Esto nunca puede proceder de tu parte ya que lo único que estarías haciendo es arruinar tu actividad profesional desde estos precisos momentos.

Tratamiento muy específico en todos los momentos

Desde luego que el correo basura no lo tienes que dedicar como si fuera un juego. Si no que por el contrario,  debes de tratar por todos los medios para erradicarlo. No olvides que estás ante tu propio negocio en la red y esto requiere una serie de compromisos que no puedes desatender. No en vano, cualquier fallo en este sentido te puede costar un fracaso profesional. Esto es así de sencillo, y si no lo entiendes al final comprobarás todos los efectos negativos de estas actuaciones.

Mientras que por otra parte, lo mejor de todo es que tienes infinidad de recetas para que las cosas no vayan a peor. Este debe ser al fin y al cabo uno de tus objetivos principales. No lo dudes ni en ningún momento porque serás tú mismo el responsable sobre lo que pueda pasar a partir de estos momentos.

Un comentario, deja el tuyo

  1.   Renard Roux dijo

    Me pareció un tema interesante. El spam afecta tanto a los ususarios de Internet como a los negocios online y estos últimos deben tener mucho cuidado en que el e-mail marketing que realicen no caiga en convertirse en spam. Creo que no solo depende de la cantidad de correos de publicidad que envíen sino desde el contenido y la redacción, a veces es de tan mala calidad que hace cuestionarse la seriedad del negocio. Creo que siempre hay que hacer el ejercicio de ver cómo nos vemos como negocio desde afuera y cómo nos perciben los clientes. Me gustó el artículo 🙂 saludos

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.