Qué es el contenido de valor y cómo se crea

¿Qué es el contenido de valor?

Seguro que más de una vez has escuchado acerca de uno de los pilares fundamentales para tener éxito, ya sea con las redes sociales, con un blog, con tu página web o con tu tienda online. Hablamos del contenido de valor, un concepto que no muchos reconocen y que, sin embargo, es la clave para triunfar.

Si quieres saber a qué se refieren los expertos sobre el contenido de valor, lo que debes tener en cuenta y, más importante, cómo crearlo para tu propio beneficio, entonces no dudes en echarle un vistazo a lo que te hemos preparado.

¿Qué es el contenido de valor?

No hay una definición «oficial» para el contenido de valor, sin embargo, sí que es un concepto muy importante que los profesionales en marketing (sobre todo redactores, copywriters y community managers) conocen muy bien.

Y es que el contenido de valor es aquel texto (o imagen) que genera un impacto y hace que el visitante que lo lee o lo ve reaccione a él. Para ello, debe caracterizarse por ser:

  • Útil. Porque necesitas que dé respuesta a un problema que el cliente tenga y que lo haga de la forma más rápida y sencilla.
  • De calidad. Porque no vas a copiar las ideas de otros, ya que entonces no serás original.
  • Veraz. Un contenido falso no es un contenido de valor; tarde o temprano te acaban pillando y eso repercutirá en una crisis de reputación (de hecho, tienes ejemplos en muchas influencers que han metido la pata en este sentido).

Dependiendo de cuál sea la herramienta que utilices (blog, web, redes sociales), el contenido de valor debe adaptarse, por eso hay diferentes formas de verlo según el medio donde quieras expandirte.

Contenido de valor en una web o blog

Contenido de valor en una web o blog

Empecemos por el contenido de valor de una web o blog. En estos casos y teniendo en cuenta que los contenidos de valor son “expertos”, es decir, textos que conocen mucho sobre un tema, estos son amplios. Eso no quiere decir que no los vaya a leer nadie, sino que, aquel que está interesado, lo hará.

Por eso, que no te dé miedo a escribir grandes textos. A la larga, van a ser importantes para tu reputación.

También es necesario que interactúes con los que te dejen comentarios. Sí, es tedioso responderlos todos, pero importante para que vean que te preocupas por responderles, por aportar contenido que les interese… A la largo, esos visitantes se convertirán en fieles seguidores y pueden hacer crecer más tu negocio.

Contenido de valor en redes sociales

En el caso de las redes sociales, los textos no son tan extensos y priman las imágenes, gifs, vídeos… El objetivo es crear contenido de valor, de cualquier formato, pero adaptándolo a las redes sociales. Es decir:

  • Ofreciendo textos más directos y cortos para que puedan leerlo fácilmente. Sobre todo, no perdiendo la atención de ese lector. Por ejemplo, el humor es muy efectivo en las redes.
  • Acompañando el texto con imágenes que impacten, que llamen la atención.
  • Estableciendo una relación con los usuarios, a modo de responder comentarios, de agradecer si comparten…

Cómo crear contenido de valor: los pasos a seguir

Cómo crear contenido de valor: los pasos a seguir

Ahora que ya sabes que el contenido es una de las partes más importantes para una web, un blog e incluso para las redes sociales, crear contenido de valor debe ser tu máxima. Pero no siempre se puede conseguir. Así que no intentes pensar en contenidos que realmente vayan a tener éxito siempre. Depende de muchos factores: la publicidad que hagas, lo que la gente quiera leer en ese momento… Eso no quiere decir que no puedas lograrlo, pero, para ello, debes tener en cuenta varios factores, como son:

Conoce a tu cliente

Uno de los errores que muchos cometen a la hora de empezar un proyecto online es no saber para quién trabajan. Por ejemplo, con un blog, ¿de qué vas a escribir? ¿A quién te quieres dirigir? No es lo mismo que crees un blog sobre el embarazo y que, de lo que hables, sea de cómo cuidar a los niños. Sí, está relacionado, pero los visitantes llegarán a tu blog interesados por la temática de embarazo, no por la de crianza de un niño.

O por ejemplo, un blog de juegos infantiles, donde los que pongas sean para mayores de 18. Sí, son videojuegos, pero no pueden considerarse infantiles.

Necesitas saber a qué público te vas a acercar para poder satisfacerlo. De lo contrario, es como si tu mensaje no llegar a ese público que quieres (y está abocado al fracaso).

Elige un tema

Tan importante es saber a quién te vas a dirigir como sobre qué vas a hablar. Debes escoger un tema que de verdad te apasione, que sepas y que no te importe trabajar horas y horas en ello para aportar el mejor contenido de toda Internet.

¿Por qué? Pues porque así vas a lograr que las personas que te lean, y que además les guste el tema, te vean como una persona que conoce del tema, del que pueden fiarse. Y eso es algo a ganar.

Objetivos para captar clientes

contenido de valor Objetivos para captar clientes

Lo anterior no sirve si no llegas a los clientes. Es decir, puedes tener un contenido estupendo, ser un experto, cuidar el lenguaje para acercarte a tu público potencial. Pero no te lee nadie. Necesitas visibilidad y para eso tienes que intentar hacerlo viral por todos los medios posibles (y que estén a tu alcance).

Al principio te va a costar mucho más, ten en cuenta que estás empezando, y que además todavía nadie se fía de ti. Pero si eres constante, deberías conseguirlo.

Conecta con tus visitantes

Un visitante llega, te lee y puede no decir nada. Pero hay muchos que cuando les interesa algo te ponen comentarios, comparten en las redes sociales, te hablan. Pues bien, ¡respóndeles! Es importante que establezcas un vínculo con ellos, que sepan que no los quieres solo para que engorden tus estadísticas o que te den dinero por sus visitas (o sus compras).

Además de contenido de valor, también tienes que hacer relaciones de valor. Porque ellos pueden ser los que al final viralicen tu negocio.

Se llevan las sensaciones

Imagina… Piensa… ¿a que te hace evocar un sentimiento? Pues eso es lo que ahora es tendencia. Y es que, el contenido de valor, debe estar lleno de sentimientos, de sensaciones que hagan que esa persona, cuando empiece a leerlo, se sienta identificado, que note el corazón de quien ha escrito el texto.

Aunque no lo creas, eso es precisamente lo que hace triunfar a los buenos textos. El darles esa calidez que acerque más a las personas.


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.