Cómo debe ser una Política de Privacidad Ecommerce

La privacidad al navegar en Internet es fundamental tanto para los visitantes como para los clientes de comercio electrónico. Por lo tanto, tener una Política de Privacidad en tu sitio Ecommerce es una manera significativa de ganar la confianza de los consumidores.

¿Qué debe incluir una Política de Privacidad para Ecommerce?

Una política de privacidad para comercio electrónico es una práctica cotidiana que consiste en recopilar, administrar y utilizar datos de las personas que visitan tu sitio. Para que dicha política de privacidad sea efectiva es necesario considerar lo siguiente:

Establecer claramente la propiedad

Es decir, debes identificar con claridad quién es el responsable de tu política de privacidad. Podría ser un individuo o un equipo. En cualquier caso son responsable de defender la privacidad en nombre de los visitantes del sitio dentro de tu negocio Ecommerce.

Revisar otras políticas de privacidad Ecommerce

Conviene también, ver qué y cómo comunican sus políticas de privacidad otros negocios Ecommerce. Investigar que sistemas y software se utilizan para recopilar datos personales a través de su recorrido por el sitio. La clave es no usar lo que otros hacen, sino más bien, tomarlo de referencia para optimizar y mejorar tu propia política de privacidad.

Identificar los tipos de datos que se recopilan

Esta información puede incluir nombres, direcciones de correo electrónico, direcciones de envió, además de pagos y datos financieros, nombres de usuario y contraseña, así como análisis de sitios, seguimiento de comportamiento, utilización de cookies, etc. También debes asignar dónde se almacenan los datos y por cuánto tiempo. Más importante aun, establecer con claridad cómo se utilizan o comparten esos datos con terceros.

Mantener y actualizar

Es verdad que tu Ecommerce, así como tus técnicas de marketing cambien probablemente con regularidad. En consecuencia, debes asegurarte que tu política de privacidad se ajuste y refleje con precisión todos esos cambios. Es recomendable que revises tu política de privacidad por lo menos una vez al año, incluso si sabes que nada ha cambiado.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *