Nuevo modelos de negocios Startups y emprendedores

En la actualidad se vive un clima de innovación y creación. Nuevas empresas y negocios surgen cada día. Y a partir de esto nuevos términos han ido incluyéndose dentro de las conversaciones habituales. Algunos de estos conceptos incluyen palabras anglosajonas como startups. Otro concepto más conocido es el de emprendedor.

Emprendedor es aquella persona que inicia un negocio. Este es un modelo de negocios común y tradicional. En la actualidad esta incluso es considerada una cualidad necesaria en el rubro laboral. Estas empresas suelen ser muy conocidas y tener grandes campañas de publicidad.

Mientras tanto una startup nos presenta innovación. Una startup es, en pocas palabras, una empresa innovadora. Busca la inclusión de tecnologías recientes a campos donde jamás se han utilizado. Suelen apoyarse además de patrocinadores o inversores para poder subsistir.

Aunque parece que estas dos palabras van de la mano, esto no siempre es así. Pero para poder comprender y explicar el motivo debemos entender que los objetivos son muy diferentes. Una startup es suele tener objetivos de aplicación tecnológica. Por el contrario, un emprendedor suele tener objetivos financieros.

Por lo tanto, en estos casos, es necesario un muy buen plan de negocios. Las proyecciones de dicho plan deben estar previstas a corto plazo. Además de que la rentabilidad es un dato necesario. De manera muy distinta, las startups tienen objetivos a largo plazo. La implementación de nuevos métodos tecnológicos es lo esencial. La rentabilidad queda en un segundo plano.

Ambos tipos de empresas son necesarios actualmente. Las startups son las que permiten nuevos métodos que pueden agilizar procesos en diversos campos. Campos como la medicina, la manufactura textil o automovilística son sólo algunos de los rubros donde se involucran.

Las empresas tradicionales son las que permiten que el mundo siga girando. El mundo de los negocios podría llegar a detenerse sin el nacimiento y crecimiento de este tipo de empresas. Ahora conoces la diferencia. ¡Incluso puedes iniciar la tuya!


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *