Mejorando la imagen de marca a través de las fotografías de tu sitio web

Una imagen vale más que mil palabras, y es que uno de nuestros primeros sentidos en activarse para desenvolvernos es la visión. Buscamos una web capaz de persuadir a las visitas, con el máximo potencial de convertirlas en nuestros clientes. Un diseño web busca optimizar la navegación y hacerla lo más cómoda posible, y una buena manera de mejorar tu imagen de marca está a través de las fotografías de tu sitio web.

En este post aprenderás cómo saber determinar que fotografías pueden hablar mejor de tu empresa en la página web. También la importancia que implican en los usuarios, tener una web acogedora y friendly. Tips y consejos a tener en cuenta para determinar cuál te conviene. Y lo más importante, cómo sacar el máximo provecho para que tus imágenes impulsen el SEO y lograr un buen posicionamiento que atraiga visitas. Comencemos!

Lograr mejorar la imagen de mi marca a través de las fotografías

La primera impresión de la mayoría de los clientes entra por la vista. Por ello, aunque no es imprescindible, no es un derroche de dinero el invertir en un profesional de la fotografía para sacar a relucir lo mejor de lo que ofreces. El lugar dónde más fuerza debe tomar esto es en tu home. Disponer de un buen branding visual (los elementos visuales que hablan de ti) es vital, y para ello te doy varios consejos.

  1. Los fondos. Tómate tiempo para saber qué quieres transmitir. Es bueno tener una regularidad, y no tomar fondos dependiendo cómo te sientes en cada momento de su elección. No importa si quieres tener un fondo más verde, de madera, o de muchos colores intensos que intenten transmitir energía, pero que todos tengan una sintonía.
  2. Paleta de colores. Si ya dispones de unos colores de marca y corporativos, juega con ellos y poténcialos en tus fotografías. Que se vea reflejada tu imagen en diferentes lugares provocará que te recuerden y distinguirte.

  1. Tipografías. Cuida los textos y tipos que ya aparecen en tu imagen de marca sin buscar innovar porque crear que deben cambiarse. Mantener una misma tipografía te permitirá mantener la personalidad de tu marca.
  2. Texturas. Puedes incluir elementos vivos en ellas, ya sean plantas, animales, personas o partes de ellos. Este factor provoca cercanía, calidez, e imagen de que estamos ante una empresa real, natural y tangible.
  3. Textos. Podemos tener imágenes compuestas únicamente por textos, resaltando los colores de la marca, y usando una misma tipografía. Con ello afianzamos más nuestra personalidad, pero en pocas dosis para no sobrecargar.
  4. Establece y sigue un mismo criterio. Esta es la parte más importante, la he comentado y vuelvo a hacer hincapié. No podremos conseguir un buen branding visual si nuestras imágenes suelen ser aleatorias si las escogemos según cómo nos levantemos por la mañana.

Imágenes con lógica al texto

Las fotografías deben guardar relación y sentido con lo que describes. Lo más apropiado, es personalizar cada una y ponerla cerca del tema o párrafo que hablas. Esta analogía la habrás encontrado en muchos diarios, y ya que es de tu producto de lo que hablas, que mejor que ofrecer al usuario visualizar aquello a lo que te refieres.

Este apartado también guarda relación con el SEO. Poner la imagen cerca de un texto relevante. Por ejemplo si hablas sobre “como mejorar la imagen a través de las fotografías”, es mucho mejor una foto sobre un monitor que muestre imágenes, que alguien fotografiando una impresora. Que tenga relación, sólo es eso.

Consigue imágenes de calidad

Esto dependerá mucho del tipo de negocio al que te enfoques. Imágenes claras, nítidas, sin cargarse en exceso, puedes usar secuencias dependiendo lo que quieras transmitir. También puedes tomar de apoyo algún programa de edición de fotos. Hay algunos de gratuitos y buenos com paint.NET que son gratuitos. Con ellos, puedes jugar con el brillo, iluminación, saturación, recortar imágenes, etc.

Aprovechar en hacer las fotos lo máximo atractivas siempre condicionará la experiencia y a mejorar la imagen de marca. Lo agradable atrae, y van a quedar expuestas allí por mucho tiempo.

Buscando la fotografía perfecta

No hay nada mejor que esa fotografía, tomada por un experto en fotografía, que haga visible nuestro producto, con el mejor ángulo y enfoque. Sin embargo, para pymes y negocios que comienzan, no siempre es adecuado un desembolso económico si el presupuesto es más justo.

Para ello, tenemos varias opciones, hacer las fotografías nosotros mismos si tenemos mínimas nociones de fotografía o algún conocido con destreza, o visitar bancos de imágenes. En éste último caso, podemos encontrar por la red, páginas como Pixabay y Pxhere por ejemplo. Ambas, son libres de derechos de autor, por lo que podremos usarlas y modificarlas como queramos, y sus calidades son muy buenas en ambos casos.

Formato de imagen correcto

Los formatos PNG y JPEG ofrecen esa resolución, y para poder trabajar con ellas lo más recomendable y maleable son las JPEG. A no ser que tengamos mucho peso de colores, o el logotipo, o fotografías de diseño, dónde entonces lo mejor son las PNG.

Fotografías. Tamaño y resolución

Hace poco comentamos en “la importancia para las pymes de tener un sitio web“, cómo debería tener el diseño un lugar para que fuera armonioso y atractivo. Entre las recomendaciones, hay una que es clave, y se trata del peso de la página al cargarse. Tomar fotografías, con cuánta más resolución o dependiendo el formato, puede provocar ralentización en la carga de la página.

Hay estudios que señalan que las páginas que tardan en cargarse, tienden a perder más visitas que aquéllas que no. Cada usuario, destina de media unos segundos a cargar una página. Hay gente paciente, pero los que no, son los primeros en irse, y a esos los habremos perdido.

La mejor manera para evitarlo radica en minimizar el peso de cada imagen. Una buena forma de reducirlo está en el tamaño de la imagen y la resolución. Además, mantener una armonía entre las distintas fotografías ayuda a mantener una coherencia de la web, alinear los textos, la información que queramos integrarle, etc.

Nombra a tus fotografías correctamente

Si buscamos en Google imágenes con las palabras “diseño web”, nos van aparecer un listado. ¿A cuál crees que le darán más prioridad? ¿A la fotografía nombrado como “DSC1170.jpeg” o “web-design.jpeg”? Google dará más prioridad a la imagen que explica lo que sale en ella, que a la otra cuyo nombre no hemos cambiado.

Hago hincapié en esto porque muchas personas tienen auténticas fotografías de calidad que venderían mucho que casi nunca va a ver nadie. Y sólo por no saber que cambiándoles el nombre lo van a conseguir.

Una fotografía atractiva, con un buen nombre, conseguirá una mejor posición y una posibilidad más alta de que alguien clique en ella y entre en tu web. Lo que en resumen se traduce en más visitas.

Describe tus fotografías

Completa los textos de las fotografías y etiquétalas correctamente. Igual que nombrar las imágenes, pero en este caso no siendo visible para los usuarios, una descripción le da una mejor descripción a los buscadores para entender que es la imagen. No desaproveches la posibilidad de escribir en ella lo que enfocas.

Recuerda, tus resultados siempre serán proporcionales a tus esfuerzos.


Sé el primero en comentar