¿Qué es un marketplace y cómo funciona?

marketplace

Cada vez es más habitual la compra por Internet. Muchos están empezando a dejar el miedo a las compras online y los negocios también han visto que el eCommerce puede ser una solución muy rentable para obtener beneficios. Pero, dentro de los tipos de negocios en línea, los marketplace están en auge, un modelo de negocio donde se aprovecha la visibilidad y se consiguen buenos resultados.

Pero, ¿qué es un marketplace? ¿Cómo funciona? ¿Es realmente tan bueno como se piensa? Si estás pensando en este tema, te interesará conocer toda la información que podemos darte a continuación.

Qué es un marketplace

Qué es un marketplace

Empecemos por lo primero, saber exactamente lo que es un marketplace y a lo que nos estamos refiriendo. Debes entender que este concepto hace referencia a una plataforma en la que se enmarca, no solo una empresa, negocio, marca, sino varias de ellas. Por ejemplo, imagina que creas una web que es «La tienda del electrodoméstico». Ahí, como negocio, estarías tú. Pero resulta que tienes un amigo que también tiene un negocio y que se alía contigo para vender en tu web sus productos.

Tu catálogo aumenta, pero al mismo tiempo te conviertes en un marketplace, porque es como si crearas un mercado en el que varias empresas van a vender sus productos.

Más fácil aún: imagina los mercados que hay en las ciudades. Tienen puestos de frutas, de pescado, carnicerías, etc. Pues el marketplace es igual, es como un centro comercial en el que vendes muchos más productos y tú haces de intermediario entre los clientes y los vendedores (en el caso de que seas tú quien cree ese modelo de negocio).

Marketplace vs eCommerce

¿Te conviene más un eCommerce o es mejor un marketplace? Pues lo cierto es que son modelos de negocio muy diferentes entre sí, pero que no se excluyen.

Como sabes, un eCommerce es una tienda online en la que se venden los productos. Tú eres el que se encarga de hacérselos llegar al cliente y te ocupas de hacer visible tu negocio.

Por otro lado, el marketplace es un «conglomerado» de tiendas en la que tú ocupas un lugar. De esta manera, cuando un cliente pide algo tú se lo mandas, pero no tienes que preocuparte de publicitar tu negocio, ni del mantenimiento de esa web, ya que de eso se encarga el dueño de ese marketplace. Muchas veces los productos ni siquiera tienes que venderlos tú, sino que es la plataforma la que se encarga de ello, además de ocuparse de ser intermediaria entre los clientes y los vendedores.

¿Y por qué decimos que no se excluyen? Pues porque puedes tener tu propio eCommerce y, al mismo tiempo, formar parte de un marketplace. De hecho, el ejemplo más claro lo tenemos en Amazon. En él te encuentras miles de tiendas que han decidido entrar en su catálogo y que venden sus productos. Pero al mismo tiempo muchos disponen de sus páginas web en las que actúan como tienda (normalmente con precios similares o más bajos que en Amazon) por lo que puedes comprarles por ambos canales.

Ventajas e inconvenientes

Ventajas e inconvenientes de un marketplace

Todo lo bueno tiene algo malo. Y al contrario. En el caso de un marketplace no podemos decirte que todo vaya a ser bueno, sino que tiene sus ventajas pero también sus inconvenientes y, poner ambas en una balanza te ayudará a tomar la decisión de si formar parte del mismo o seguir como hasta ahora.

En general, los beneficios que puedes encontrarte son:

  • Tener de todo. Al ser una plataforma que engloba varios negocios es casi imposible no encontrar lo que buscas. Además, tendrás productos iguales con distintos precios, por lo que no tienes que buscar por separado para encontrar el mejor.
  • Visibilidad. Porque tus productos, y en general tu negocio, va a poder beneficiarse del marketing del marketplace, haciendo que llegues más lejos.
  • Tienes un canal de ventas extra. Porque, como te hemos dicho, estar en un marketplace no quiere decir que tengas que renunciar a tu eCommerce. Puedes seguir vendiendo pero tener un lugar extra del que obtener beneficios.
  • Venta internacional. La mayoría de los marketplaces actúan a nivel mundial, permitiendo que se compre desde cualquier parte del mundo. Por supuesto, puedes establecer los precios para enviar los productos, es decir, que no saldrías perdiendo, sino ganando.
  • Posicionamiento. Si no te has dado cuenta te lo decimos nosotros: este modelo de negocio siempre está muy bien posicionado, es decir, que sale de los primeros resultados en Google. Y eso es un extra.

Ahora bien, a pesar de todas esas ventajas (hay algunas más), también surgen problemas o desventajas. Por ejemplo:

  • Tendrás menos beneficios. Esto es debido a que, por pertenecer al marketplace, tienes que pagar una cuota mensual y, además, se quedan con una comisión de las ventas que hacen.
  • Hay gastos de subcontratación. En el sentido en que tienes que almacenar los productos, cumplir los plazos de entrega, devoluciones, etc. Normalmente puedes pedir que se ocupen de ello, pero entonces la cuota puede ser mayor.
  • No se cobra al momento. Pueden pasar semanas o meses para cobrar, algo que, en tu eCommerce, es al momento.
  • Codo a codo con la competencia. Aquí es más difícil no coincidir con la competencia. También es complicado diferenciarte de ella.
  • El verdadero «amo» es el marketplace. Él decide los productos que se van a ver y los que no, lo que se compra y lo que no. Y claro, eso es una gran desventaja porque, si no visualizan tus productos no vas a poder vender.

Tipos de marketplace

Tipos de marketplace

Ahora que conoces un poco más a fondo lo que es un marketplace, también conviene que sepas que hay tres tipos bien definidos de estos mercados:

  • Los de productos, basados en la compraventa de productos que ofrecen las tiendas adscritas a este modelo.
  • Los de servicios, ofreciendo, no productos en sí, sino servicios o trabajos para poder satisfacer las necesidades de los clientes.
  • Los laborales, es decir, aquellos que conectan empresas con profesionales. Estos son los más difíciles de relacionar con este concepto de macrotienda.

Ejemplos

Pensar en un marketplace es muy fácil ahora mismo. Por ejemplo, tienes Amazon, Aliexpress, eBay, Wish, Joom… Pero también hay otros que no te has dado cuenta, pero que se han convertido en esto mismo. Tales como El Corte Inglés, Fnac, Carrefour, etc.

Todos ellos venden sus productos pero, por Internet, dan la opción de ampliar su catálogo con otros productos que son gestionados por terceros, vendedores que usan sus plataformas para hacer visibles lo que venden.

Ahora que conoces más a fondo este modelo de negocio, ¿participarías en un marketplace? ¿Estás en uno? Cuéntanos tu experiencia.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.