Internet móvil generará un volumen de negocio en Europa de 230.000 millones de euros en 2017

Internet móvil generará un volumen de negocio en Europa de 230.000 millones de euros en 2017

La generalización de Internet móvil cada vez tiene más repercusión en el crecimiento económico y el empleo. Según el estudio  La economía del Internet móvil en Europarealizado por The Boston Consulting Group presentado recientemente, lo que ya se conoce como ecosistema móvil, que incluye desde los dispositivos y las aplicaciones hasta el comercio y los servicios de acceso, genera 92.000 millones de euros a las cinco economías mayores de la UE (Alemania, Francia, Reino Unido, Italia y España) y generan medio millón empleos,

Los adultos europeos en estos países de la UE cada gastan una media de 555 euros al año en todo lo que tiene que ver con teléfonos, tabletas, planes de datos, aplicaciones, contenidos digitales, y el comercio móvil (mCommerce). Esta cifra se duplicará en 2017 hasta alcanzar los 230.000 millones de euros,  lo que supone una tasa de crecimiento anual de los ingresos de Internet móvil del 25%.

En España, Internet móvil supone una aportación al Producto Interior Bruto de 12.000 millones de euros (según datos de 2013), cifra que se incrementará hasta los 26.000 millones en 2017, gracias a tasas de crecimiento anual del 21%. A escala mundial, el ecosistema contribuye con 512.000 millones, según el estudio que ha evaluado a 13 países que representan el 70% del PIB mundial. La principal contribución a este crecimiento viene dada por las aplicaciones, los contenidos y los servicios derivados de este ecosistema, y en el futuro se verá impulsado también por la rápida expansión de las compras y la publicidad a través de dispositivos móviles, según el informe

Internet móvil es también un importante motor de crecimiento del empleo. El informe estima que el impacto total de la EU5 es de aproximadamente medio millón de puestos de trabajo, de los cuales la mitad se encuentran físicamente en esos países europeos, y de tres millones en los 13 países analizados. Estos empleos son principalmente en las ventas de dispositivos, la distribución y la producción, así como en aplicaciones, contenidos y servicios, proveedores de servicios e infraestructura de red.

Según el informe, la ferocidad de la competencia ha provocado una importante bajada precios hasta el punto que el coste mensual de una suscripción de banda ancha móvil de 5 gigabytes es de 18 euros en el Reino Unido, 19 euros en Francia, 23 en Alemania, 9 en Italia, y 39 euros en España en comparación con el equivalente a 42 euros en los EE UU.

Además, el estudio predice que en el futuro próximo un número considerable de empleos provendrá de la demanda creciente de aplicaciones y contenidos, que automatizan y mejoran las actividades existentes, en campos como las finanzas, la salud, y la educación, ayudará a impulsar este crecimiento. De hecho, la descarga de aplicaciones en Europa ha alcanzado la cifra de los 20.000 millones y, aunque muchas aplicaciones se suministran gratis, los ingresos por apps en los 13 países de la muestra (Australia, Brasil, Canadá, China, Francia, Alemania, India, Italia, Japón, Corea del Sur, España, Reino Unido y Estados Unidos) alcanzaron los 26.000 millones de dólares en 2013 y casi llegarán a triplicarse hasta los 76.000 millones en 2017.

El estudio indica también que los desarrolladores se enfrentan a un entorno de negocios desafiante, y necesitan una masa crítica, y salvar la barrera de los imitadores para ganar dinero. Por eso, más de la mitad de todos los desarrolladores ganan menos de 500 dólares al mes por cada aplicación. Y los ingresos están muy concentrados: el 1,6% de los más exitosos ganan más que el otro 98,4% restante.

El informe dedica también un apartado al eCommerce.  El comercio electrónico a través de los dispositivos móviles ha llegado a los 23.000 millones de dólares en los cinco países más grandes de la UE (un 76% más que en 2012) y supone el 13% del total del comercio electrónico realizado a través de la red. No se trata únicamente de compras de producto sino de consumo de contenido, información, comparación de productos, etcétera.

También los consumidores se benefician de este contexto, percibido como el valor que reciben por la compra de dispositivos, aplicaciones, servicios y acceso. En los cinco mayores países de la UE se estima que alcanza los 770.000 millones de euros al año este valor.

El informe detalla que, complementariamente a este crecimiento, aumenta también la partida publicitaria que se destina a la tecnología móvil. Los ingresos mundiales en publicidad móvil alcanzaron 18.000 millones de dólares (16.000 millones de euros) en 2014, y esa partida superará los 41.000 millones en 2017.

Puedes ver el estudio completo aquí.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *