Inicia la revolución de los coches autónomos

Hace algunos años no se hablaba mucho acerca de los coches autónomos, o también denominados, sin conductor, pero marcas como Toyota o Lexus han comenzado a poner en marcha el cambio con sus automóviles que se estacionan solos. La revolución de este tipo de coches se ha expandido enormemente en los últimos años, con los numerosos añadidos de tecnología que se está presenciando en la mayoría de los automóviles.

Tecnologías nunca vistas en coches

Wifi en cabina, actualizaciones automáticas de manera inalámbrica, sistemas de navegación avanzados y los sistemas de estacionamiento autónomo.

Todo esto ha comenzado a crear el escenario para el inicio del mercado de los coches autónomos, este mercado promete ser enorme, pero necesita crecer poco a poco ya que en estos momentos se encuentra en un estado embrionario, sumándole a esto la resistencia que puede tener el mercado y el mundo hacia este tipo de nuevas tecnologías, antes solamente imaginables.  Sin embargo, existe un problema con nuestra definición general entre un “coche autónomo” y uno “sin conductor.

Algunos autos serán completamente sin conductor, lo que significa que podrás leer, tomar una siesta o trabajar mientras estas en el camino; estos coches tardarán un poco más de tiempo para que estén disponibles en el mercado de manera amplia. Otros coches, los denominados autónomos, cuentan con una gran variedad de características útiles, pero los conductores aún tendrán que mantener sus ojos en el camino y sus manos en el volante, estos coches estarán limitados a hacer ciertas cosas por su cuenta, como estacionarse, por ejemplo, con todo esto se les denomina coches autónomos.

Algunas de estas tecnologías ya están disponibles y listas para utilizarse, pero otras, como las de los coches sin conductor, necesitan de construcción de infraestructura especial antes de que puedan ser utilizados, como: sensores en los caminos, satélites actualizados y sistemas inalámbricos. Por lo que las empresas, ciudades y gobiernos necesitan hacer inversiones a largo plazo para apoyar al desarrollo de estas tecnologías antes de que puedan llegar a los caminos en todas las ciudades.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *