Errores que perjudican tu imagen de marca en redes sociales

consejos para tu marca en redes sociales

Este artículo quizás, sea uno de los más trascendentes e importantes en relación al saber actuar. Verás que al final, los errores de imagen de marca van muy ligados al no querer cometerlos. La percepción de nosotros mismos, está muy ligada a la actitud con la que hacemos las cosas. Eso es, cuando con los ánimos de gustar y no hacer nada malo, podemos incluso crear el efecto contrario. No pasa nada, es humano, y probablemente te veas reflejado en ellos. Basta con empatizar un poco con el público al que quieres dirigirte para entender lo que ellos esperan al verte, o mejor dicho, esperan de tu marca.

Por eso mismo, te voy a mostrar un listado con los errores más frecuentes y fácilmente subsanables. Al final, tu mismo podrás darte cuenta que el ser uno mismo, y entender que buscas en los demás, harán que también sepas como corregirlo. Y por supuesto, la costumbre crea el hábito, por lo que si te puede ser dificultoso, no te preocupes. Tener presente estos típicos errores o consejos, provocaran a la larga que cada vez lo hagas mejor.

errores para no cometer en las redes sociales

No busques alimentar tu ego

Comienzo por este porque es uno muy común. Y es que todos tenemos necesidad en gustar, y que nos quieran. No lo niegues, que no pasa nada, es una necesidad básica. Pero el problema suele venir, en el esfuerzo por gustar. No nos damos cuenta, y justamente allí al tener todo el rato en mente “debo gustar, debo gustar, debo gustar…” como un bucle, sobredimensionamos eso.

Estos son algunos tips que suelen producirse:

  • Descuidas la imagen de marca al considerar (aunque sea de forma inconsciente) que la imagen eres tu. Y no, no debes proyectarte a ti mismo, sino lo que tus clientes se supone esperan de ti. Puede que te sientes bien al transmitir tus pensamientos o principios, pero ¿estás creando valor en tu producto?
  • Quieres quedar bien con todos, y en cierto modo, temes posicionarte en una dirección. No quieres lastimar a nadie ni que se sientan menospreciados. Y lo entiendo es normal, pero alguna vez, no está de más decir cosas para intentar quedar bien con todos siempre es un comportamiento estúpido al final (fíjate que acabo de hacerlo).
  • Tampoco hace falta que estés adulando y piropeando la audiencia. Por el contrario, menospreciando quién consideras tu enemigo o competencia. Puede resultar molesto, y que es muy feo.

No mezcles lo personal con lo profesional

Definir la línea entre lo personal y lo profesional a veces puede parecer difusa, pero hay temas evidentes. Por un lado, tu personal Brand debe girar entorno a lo que haces, pero no mezclarlo con tu vida fuera de ello. Es decir, nada de publicaciones sobre la “vidorra que te pegas” o “la última barbacoa del fin de semana”.

En el caso que consideres que te sigue mucha gente, y por lo que sea, te viene como un aire de grandeza o de influencer, tampoco. Recuerda que a la gente le interesaste por tu imagen de marca, y que cambiarla no cambiará sus expectativas. Echa muy para atrás la verdad, y no gusta de repente encontrar publicaciones que no son las que buscas.

Si eres de los que publican cosas personales pues no, deja de hacerlo. Será lo mejor.

No copies a nadie

Nada de imitar a terceros, al que consideras tu referente, y menos copiar y pegar. La razón más obvia que quizás puedas ver es que alguien te habrá calado. Pero no, aunque puede tener ese efecto no voy por allí.

Imaginemos que a la larga, vas teniendo seguidores, que no se percatan de tus triquiñuelas. Todo va viento en popa, pero… ¿Qué sucede si debes responder a alguien? o ¿Debes publicar o hacer algo al de forma más o menos rápida? No es que no tengas dónde acudir, sino que llega el día en el que las personas comienzan a comprobar que su marca (tu en tu caso), ya no es quién era. Los usuarios se desenamoran con facilidad, y adiós.

De allí la importancia de ser tu mismo. Crees en ti? Sabes que lo que ofreces es de valor? Entonces no temas. Hazlo a tu manera, el tiempo lo perfeccionará, y sin fingir, obtendrás mejores resultados.

consejos para mejorar la marca en redes sociales

Publicar contenidos cuando te viene bien

No! Y tajantemente lo digo. Mira las estadísticas, y si no las tienes, intuye las horas que más gente se podrá conectar a tu web. Pero casi no hay nadie navegando por Facebook ni demás redes sociales a ciertas horas como las 3 de la mañana.

Si esa es la hora que a ti te ha venido bien tener algo que publicar bien, excelente. Pero programa para que se publique a una hora más decente. Como a las 11 de la mañana, por ejemplo.

Vigila la calidad, por encima de la cantidad

Esto lo he visto en muchas empresas, tanto de haber trabajado como de haberlas visto. Las prisas en obtener resultados, el estrés, y cuantificar cuánto se ha hecho… Pues no funciona, no suele haber calidad en ello. Te pongo un ejemplo:

  • ¿Preferirías por ejemplo leer un blog que publica cada día un post de 300 palabras? ¿Dónde además, te explican poco, de forma insuficiente, y con la sensación de que se ha escrito de relleno? ¿O preferirías todo lo contrario? Un blog que quizás publica una vez a la semana, de alguien que quizás no tiene mucho tiempo, pero que te planta un post de 1.500 palabras con todo bien detallado, explicado… vamos, de buena calidad. ¿Qué eliges?

Eso mismo debes intentar. Si dispones de tiempo bien, y sino, a mimar tus contenidos. Decía Napoleón… “Vísteme despacio que llevo prisa”.

Conoce a tus seguidores y tus objetivos

¿A qué tipo de personas quieres dirigirte? Define tu público definiendo tus objetivos. Si no los conoces, es que estás dando tumbos. El no definirte, no te hará destacar en algo en concreto.

Personalmente fue a algo que a mí me costó entender, quizás por ello hago hincapié. No fue hasta que llegué una vez a un blog que me interesaba, que lo entendí. El chico que lo llevaba, casi nunca publicaba nada (en línea con el anterior punto que te comenté). Sin embargo, todas las publicaciones que tenía eran buenísimas. Super bien detallado todo, extensas, usaba pocas imágenes pero muy elaboradas, y en fin… una delicia leer sus contenidos tan bien expuestos. Su segmento? Un perfil muy definido de personas. Sin embargo, deduzco que no era el único que volví a ver su sitio web reiteradas veces. Está actualmente muy bien posicionado, y tras estos años, es fuertemente conocido.

Constancia escasa o nula

Nada se construye de la noche a la mañana, de igual manera que debes intentar ser regular. No dejes morir tu sitio. Nuevamente en línea con lo que te comenté anteriormente. No publiques todos los días si no puedes, pero eso sí, saca tiempo para aportar nuevo contenido al menos una vez a la semana. Es imprescindible para la supervivencia de tu personal Brand y que no caiga en el olvido.

Comprar seguidores para aumentar tu audiencia

Es posible que con ánimos de aumentar tu audiencia consideres la posibilidad de comprar seguidores. Además, es una forma común de evaluar tu trabajo a partir del incremento de seguidores que has tenido. Pero consideras que es buena obsesión? Aunque eso implique tener miles de seguidores y que al publicar contenidos a veces no recibas ni un like? No, no es sano, ni para ti ni para tu bolsillo.

Es un flaco favor que le haces a tu marca personal, porque no se puede despertar interés en la gente a golpe de talonario (qué bonito me ha quedado, pero es verdad). En tu línea, y los seguidores que valoren lo que haces llevarán a otros más que te sigan. Esto es así.

No contestar a los comentarios

Contestar a las preguntas de los usuarios, siempre es recibido como una gentileza, atención y preocupación por parte de quién gestiona el lugar. Incluso los comentarios de los usuarios que puede que no te gusten o digan algo malo. Es mejor eso, a empezar a bloquear a los usuarios.

A menudo, abrir algún hilo por privado para conversar con el usuario no es una mala idea. Sin embargo, tampoco significa lo que digo que debamos tolerar insultos o gente que realmente va a hacer daño con malas maneras. En ese caso sí, lo mejor es desentenderse de estas personas, o con no contestarles. La evidencia habla por si misma.

No completar tu perfil

Y en último lugar, un guiño para todos esos perfiles a los que llegamos y no nos dicen mucho. Ni quién o quiénes son, a qué se dedican, ni dónde se encuentran, y queda un vacío.

Dedícale 10 minutos, no es necesario escribir y sobresaturar el sitio. Tan solo con que expliques un poco quién eres y a qué te dedicas, una foto o tu logo mismo, y cómo encontrarte, es mucho mejor que un perfil sin información.

Espero que todos estos fallos puedas valorarlos y tenerlos en cuenta a partir de ahora. No son difíciles de rectificar, lo difícil es tenerlos presentes y ser constante en no cometerlos. Pero como dije al principio del artículo, al final tras repetirlo muchas veces se crea el hábito y las buenas conductas, para que tu imagen de marca siga intacta y no se vea perjudicada.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.