eCommerce: que es

eCommerce que es

Estamos hartos de escuchar hablar de los eCommerce, una palabra extranjera que hace referencia a las tiendas online pero, ¿realmente es así? ¿Un eCommerce es una tienda en Internet o hay algo más?

Si tú también acabas de caer en la cuenta que realmente no sabes cuál es el concepto de este término, entonces te interesa la información que hemos recopilado para ti. Seguro que una vez la leas entenderás mucho mejor qué es un eCommerce.

Qué es un eCommerce

Qué es un eCommerce

Vamos a empezar definiendo este término. Para ello, te traemos la definición que tiene la Wikipedia, donde dice que un eCommerce es:

«Un sistema de compra y venta de productos y servicios que utiliza Internet como medio principal de intercambio».

Realmente, la traducción de eCommerce es «comercio electrónico», no tienda online, aunque ambos términos están relacionados entre sí.

Es decir, que estaríamos hablando de una forma de comprar y vender, tanto productos como servicios, pero en lugar de utilizar una tienda normal, física, donde acudes a hacerte con esos productos, o bien una persona viene a darte los servicios que has contratados, todo se hace por Internet. Pero no tiene por qué ser a través de una tienda online, sino que incluso en los foros, aplicaciones, blogs, etc. donde la gente ofrece productos y/o servicios, podría considerarse un eCommerce.

Si nos basamos en datos, el crecimiento del eCommerce supone todo un fenómeno. Cada año se conoce que hay más comercios electrónicos en marcha. En el caso de España, este boom tuvo lugar en 2017, cuando subieron las transacciones por Internet de los consumidores. Pero en 2020, debido a la pandemia por Covid, este consumo online fue aún superior.

Poco a poco se ha ido normalizando la figura del eCommerce, hasta el punto de que las tiendas y empresas físicas han duplicado su negocio online para poder abarcar a un mayor número de clientes tanto en la ciudad donde tienen sede como en el resto del país y del mundo entero.

Formas de eCommerce

Formas de eCommerce

Habitualmente, cuando buscas los tipos de eCommerce que existen, te encuentras con dos clasificaciones habituales: por un lado, según el perfil comercial; por otro, según el modelo de negocio.

Ambas nos ofrecen dos tipos diferentes de comercio electrónico. Los revisamos.

Tipos de eCommerce según el perfil comercial

En este caso, tendrías una clasificación global basada sobre todo en identificar quién es la persona o empresa que vende y quién la persona o empresa que compra.

Así, tendríamos:

  • B2B. Son las siglas para Business to Business, es decir, de empresa a empresa. En otras palabras, los clientes siempre van a ser otra empresa.
  • B2C. Siglas para Business to Consumer, es decir, de empresa a consumidor. Esta es la más habitual, es decir, tiendas o empresas que venden un producto y que los clientes compran para ellos mismos.
  • C2B. Es decir, Consumer to Business. Al contrario que el anterior, son los consumidores los que se convierten en «vendedores», mientras que las empresas pujan por esos vendedores.
  • C2C. Consumer to Consumer. Es decir, de consumidor a consumidor. Son los negocios de segunda mano.

Obviamente, hay más clasificaciones, como puede ser G2C (Government to Consumer) o su contraria, C2G; o bien B2E que sería Business to Employee, es decir, de empresa a trabajador.

Según modelo de negocio

Por otro lado, otra de las clasificaciones, quizá la más aclaradora de todas, es esta, donde según a qué se dedique el negocio se clasifica de una forma o de otra.

En concreto:

  • Tienda online. Es la más conocida, una página web en la que los clientes pueden comprar productos o servicios.
  • Dropshipping. Se diferencia de la anterior en que no es el vendedor, es decir, la empresa que ves en la web quien se encarga del envío, sino que lo hace un tercero.
  • eCommerce de afiliación. Se caracteriza por comprar un producto pero no en la misma página donde se ve, sino en otra. Podríamos decir que actúa como intermediario para ofrecer los productos de otras empresas.
  • Membresía.Son suscripciones periódicas que se envían cada determinado tiempo. Por ejemplo, el envío de un producto de manera mensual.
  • Marketplace. Se conocen como una red de tiendas, es decir, está formada por múltiples tiendas que se han unido para vender sus productos.
  • Servicios. Son comercios electrónicos donde, en lugar de vender productos, lo que hacen es vender consultorías, formación, etc.

Ventajas e inconvenientes

No hay duda de que un eCommerce trae muchas ventajas, pero también inconvenientes. Por eso, la hora de tomar cualquier decisión relacionada con la creación de un comercio electrónico, hay que tenerlo en cuenta.

Entre las ventajas que ofrece el eCommerce está el no tener horarios, con lo que pueden comprar en cualquier momento; hay menos costes y más beneficio para la empresa; y se alcanza a un mayor número de clientes.

Ahora bien, los retos a los que te enfrentas con esta transacción es la falta de confianza, sobre todo al principio, cuando no te conoce nadie; que los productos o servicios no se pueden ver ni tocar; y, sobre todo, el hecho de necesitar Internet, y saber manejarte en el sitio, para poder hacer la compra.

A todo lo anterior hay que añadirle que el tiempo de espera (que si bien ya de por sí es corto en muchos casos), existe. No es de forma inmediata. Aunque por su parte, el precio llega a ser más económico (sacrificamos espera por mejor precio).

Cómo funciona

Cómo funciona un eCommerce

Un eCommerce no tiene mucho misterio. De hecho, su gestión se basa en el mismo trabajo que se haría físicamente con una tienda o con un intercambio. Para crearla hay que pensar en una idea que realmente ofrezca posibilidades para obtener beneficios, algo que no es fácil de conseguir. Además, hay que planificarse y tener mucha paciencia ya que el éxito no viene de la noche a la mañana.

Hay algunas cosas a tener en cuenta como son:

  • Estudiar la situación del mercado.
  • Hacer un plan de negocio.
  • Fidelizar a los clientes.
  • Escoger una plataforma que sea fácil de utilizar para los clientes.
  • Ocuparse de la logística y de los medios de pago.
  • Monitorizar las ventas.
  • Publicitarse.

Como ves, el término eCommerce es mucho más de lo que podrías pensar en un principio, pero ahora que tienes las ideas más claras, es muy probable que veas ejemplos de los tipos que te hemos comentado.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.