Social commerce, el uso de las redes sociales para el comercio

Las redes sociales en la actualidad son consideradas como esenciales e incluso necesarias. Dentro de nuestra vida diaria estamos en constante contacto con ellas. Compartimos nuestras experiencias sociales, académicas y de todo tipo. Por esto no puede resultar sorprendente que también puedan a ser utilizadas como parte del ecommerce.

Desde hace algún tiempo, ha surgido el social commerce. Esto se refiere al uso de redes sociales para actividades comerciales. Las plataformas sociales en línea ya no sólo se utilizan para subir fotos o compartir eventos personales. También son utilizadas para realizar intercambios mercantiles.

Debido al gran alcance de éstas y a su accesibilidad, son una gran herramienta. Solía considerarse solamente como parte del social commerce a listas compartidas o valoraciones de usuarios. Pero en la actualidad, esto ha cambiado. Cualquier conjunto de herramientas dentro de redes sociales utilizadas para el comercio es parte del social commerce.

Este término además no debe ser confundido con “social shopping”. El social shopping hace referencia a una red de compradores, como su nombre lo indica. Por otro lado, el social commerce se refiere a la comunicación entre vendedores.

Es un área en crecimiento. Y cada vez es posible incluir más herramientas dentro del social commerce. Toda valoración incluida en cualquier plataforma, cualquier análisis o reseña de algún producto o incluso de algún lugar es social commerce. Esto también ha hecho brotar el social marketing.

El social marketing hace referencia a la publicidad dentro de las redes sociales. Seguramente has visto algún anuncio al navegar en una red social. Las constantes inversiones en social marketing y actualizaciones en redes sociales y aplicaciones hacen del social commerce un imperio en potencia.

Incluso se ha descubierto que esto ha hecho un impacto en los hábitos de los compradores en línea. Aún no se sabe con exactitud si este impacto será positivo o negativo a largo plazo. Pero podemos estar seguros que el social commerce está lejos de pasar de moda.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *