Consejos básicos para interpretar datos de Google Analytics

Google Analytics es una de las herramientas de análisis web que no pueden faltar. Con ella es posible ver de forma sencilla y agrupada los datos de tráfico de usuario, conversiones, ubicaciones desde las cuáles proceden, etc. También el comportamiento y las interacciones que los usuarios mantienen con la web. Desde el tiempo de las sesiones de visita, porcentajes de rebote, y las páginas que más interés han despertado etc.

Darse de alta en esta herramienta que además es gratuita, nos dará información inmediata sobre qué tan bien estamos haciendo nuestro trabajo. Una vez dentro de la interfaz, saber interpretar los datos de forma correcta nos ayudará a determinar que acciones tomar, o si realmente estamos consiguiendo los resultados que podemos esperar. Por eso mismo hoy vamos a hablar sobre consejos básicos para la correcta interpretación de los datos que nos aparecen en Google Analytics.

Página principal

Visitando la página principal nos ofrece a primeras una de las informaciones más relevantes, las visitas a nuestro sitio web. Allí nos ofrecerá datos acerca del número de usuarios que han visitado nuestra web, las sesiones, el porcentaje de rebote y la duración media de la sesión. Pero, ¿qué valor nos aportan esos datos?

  • Veréis debajo de sus números, el porcentaje de varianza. En rojo si es mala señal, o verde si es bueno.
  • Usuarios. Nos refleja el número de usuarios que han accedido a nuestra web. Evidentemente, es mejor tener más usuarios que menos, pero lo que hay que perseguir son los usuarios de calidad. Es mejor pocos y buenos, que muchos y malos. ¿Cómo podemos saber esto? Gracias al porcentaje de rebote y duración de sesión.
  • Porcentaje de rebote. La tasa de rebote corresponde a aquellos usuarios que abandonan el sitio web después de visitar una página y a los pocos segundos. Es decir, no les ha despertado interés, o ha habido algún problema que no ha generado mayor curiosidad. Un alto porcentaje de rebote puede ser problema de que no estamos enfocando bien las cosas, o que existen problemas estructurales. Cuánto más bajo sea este porcentaje, más positivo es, significa que la gente permanece tiempo en la web.
  • Duración de la sesión. Otro dato que nos indica la calidad de nuestros usuarios. Cuánto más alta sea la duración media de los usuarios, mejor señal. Esto se traduce en que despierta interés, curiosidad, y se valora el contenido que hay disponible. Sin embargo, una baja duración de la sesión no es necesariamente sinónimo a hacer mal contenido. Puede ser que el tipo de usuario que visita la web no sea el esperado, o que se esté difundiendo el contenido por canales o entre personas que no les interesa el contenido. En ese caso, deberíamos buscar lugares o grupos dónde lo que ofrecemos sea del interés del círculo de gente seleccionada.

Ubicaciones de los usuarios

Muy útil para segmentar tu público, le permite saber de que país e incluso ciudad le visitan sus usuarios. Está estrechamente relacionado con los objetivos y ámbitos de los productos o servicios que ofrece. En caso de blogs y servicios de interés general que no dependan de ninguna presencia más que la de su página, quizás no es tan relevante. Pero si tu web trata de buscar clientes en una área concreta y no logra los resultados, habría que plantearse qué es lo que no funciona. Quizás las palabras clave no son las adecuadas, no se está promocionando la web donde correspondería, o incluso el lenguaje o temas que se estén empleando.

El tráfico que se genera de las redes sociales

Ligado a lo que anteriormente hemos comentado de usuarios de calidad. Qué tan óptima y eficaz está resultando nuestra búsqueda de usuarios. Un “like” a nuestra web por si solo no es garantía de que vaya a generar flujo de visitas. Para este caso tenemos que ver cuántos usuarios sobre el total de seguidores acceden a nuestra web para ver las publicaciones recientes. No es lo mismo 5.000 “likes” y generar 500 visitas, es decir 1 de cada 10 personas, a tener 3.000 likes y generar 750 visitas, es decir 1 de cada 4 personas.

Del mismo modo, el porcentaje de rebote y la duración media de la sesión nos acabará indicando cuánto interés vamos despertando.

El tráfico en relación a los días o horas que visitan la web

Está comprobado que cada sector o temática está relacionada con las horas de conexión de los usuarios, dependiendo el perfil que se esté tocando. Lo interesante en estos casos es saber aprovechar estos datos para saber que horas y días es más óptimo hacer las publicaciones para lograr un mayor impacto y repercusión. Dependiendo nuestros objetivos, el perfil de personas y el tipo de sector que toquemos (tienda, blog, ocio, corporativa…).

¿De dónde proceden los usuarios?

¿Tienes búsquedas orgánicas (Google) bajas o con un buen nivel de tráfico? ¿Las búsquedas por medios sociales que tal van, bajas tasas de usuarios o viento en popa? Entender el canal desde el que proceden nuestros usuarios nos permite saber que tan buena es nuestra optimización SEO, o saber si los usuarios que nos siguen en redes son usuarios de calidad. Aquí no hay que definir tanto el porcentaje (o sí, dependiendo nuestro negocio) sino el número de tráfico.

Si la intención es generar tráfico desde medios sociales porque eres una empresa de ocio y eventos, por ejemplo, tener un Social Plan que genera flujo de visitas sería nuestro objetivo. De no lograrlo, habría que evaluar que está pasando. De igual modo, si nos interesa nuestro posicionamiento en Google, pero el porcentaje de tráfico que se genera es bajo, habría que ver tal va nuestro SEO y/o pedir asesoramiento profesional.

Dispositivo desde donde se conectan los usuarios

Otro de los datos que nos ofrece Google Analytics es el porcentaje desde que dispositivo provienen las conexiones. De este modo, podremos enfocar y adaptar nuestra web teniendo especial preferencia al tipo de dispositivo desde el que se conectan nuestros usuarios. Tener un diseño adaptativo será siempre una decisión acertada para no perder usuarios, por riesgos típicos como podrían ser que un sitio web a pesar de verse bien desde un ordenador, no tengan una buena estructura desde un móvil, por ejemplo.

Te recomendamos:Diseño Responsive: La mejor opción para una web multidispositivo

Número de conversiones

Para terminar, el número de conversiones que estamos logrando. Ya sea una compra, un registro, suscripción, etc. También se puede configurar esta opción para definir los objetivos y determinar qué estamos midiendo. Gracias a ello, podremos saber que tan bien funciona la tasa de conversión de la web.

Usualmente, no suelen ser porcentajes altos, sino más bien bajos. Pero gracias a otras técnicas y herramientas, como los test A/B o mapas de calor, podremos mejorar estos porcentajes. Google Analytics puede configurarse para que mida según la acción que esperemos de cada usuario.

Juega y entretente con Google Analytics, y comenzarás a ver como al final el tráfico lo estás dirigiendo en gran parte tu mismo y tus decisiones. Espero que te haya servido este artículo, y que tus resultados no hagan más que mejorar.


Sé el primero en comentar