Consejos imprescindibles para trabajar desde casa

Consejos imprescindibles para trabajar desde casa

¿Eres de los que trabaja desde casa? Para muchos es un trabajo ideal porque pueden ocuparse de la casa, la familia y el trabajo al mismo tiempo sin tener que sufrir de atascos, aparcamientos y, queramos o no, de compañeros. Pero, ¿qué tal si te damos unos consejos imprescindibles para trabajar desde casa?

De esta forma vas a mejorar tu productividad y, al mismo tiempo, aumentar ese rendimiento que tengas. ¿Empezamos?

Un espacio adecuado para trabajar

Espacio adecuado para home office

Lo primero que necesitas para trabajar desde casa es tener un espacio donde hacerlo. Y dependiendo del trabajo que lleves a cabo, este va a ser mayor o menor.

En general, con una mesa y una silla tendrías suficiente. Pero es posible que tu trabajo haga que debas estar en un sitio más aislado para evitar distracciones, o para que no te molesten.

Así, intenta encontrar un lugar en tu casa que sea tranquilo, que tenga una buena iluminación, que esté aireado y que mantengas limpio y ordenado.

Esto último es muy importante porque, con el tiempo, es muy posible que se te vayan acumulando cosas en él y al final te sentirás agobiado por estar en ese lugar (y verlo más pequeño de lo que es).

Elige las herramientas de comunicación (y los horarios)

Si trabajas en equipo, o coordinas a otras personas, la comunicación es algo que debe estar presente en todo momento. Sobre todo porque has de mantenerles informados y, al mismo tiempo, ellos también a ti.

Sin embargo, si nos pasáramos todo el día comunicándonos no podríamos trabajar de manera eficiente. Así que uno de los consejos imprescindibles para trabajar desde casa es que establezcas dos puntos básicos:

Las herramientas de comunicación. Es decir, si vais a usar Google Meet, Zoom, el email, los grupos de WhatsApp o de Telegram… Necesitáis tener al menos dos canales de comunicación, por si falla uno. Y si tienes reuniones semanales, uno más para esas videollamadas.

El horario de comunicación. Esto es algo imprescindible. Porque sí, está muy bien estar pendiente del correo o de las vías de comunicación; pero si se usan en cualquier momento al final no desconectas del trabajo; y además tampoco podrás concentrarte y ser más productivo. Así que lo mejor es indicar unas horas por la mañana y por la tarde para comunicarse, y dedicar el resto del tiempo a centrarte en sacar adelante el trabajo.

Establece una rutina

home office

Relacionado con lo anterior, el hecho de que se trabaje desde casa no quiere decir que no tengas un horario. De hecho, es lo mejor que puedes hacer. Eso sí, es algo más flexible que trabajando fuera de casa.

Y es que conviene que establezcas una rutina diaria. Por ejemplo, levantarte a la misma hora todos los días, hacer una pequeña rutina de aseo, de ejercicio, etc., desayunar y ponerte a trabajar. Con el tiempo tu cuerpo se acostumbrará y estará más predispuesto a cumplir con los quehaceres.

Ahora bien, igual que hay una rutina para levantarte, también deberías tener rutinas para descansar entre horas, para dejar de trabajar, etc. Normalmente, cuando se trabaja desde casa se tiende a estar todo el día pendiente del trabajo; y esto solo conseguirá que te quemes en un tiempo, y que tu productividad baje a mínimos (o a cero).

Por eso, establece la hora en que empiezas a trabajar y en la que vas a dejarlo. Recuerda que el desconectar y tener tiempo para ti también te ayudará a rendir más y mejor.

Crea una lista de tareas

La última media hora del día dedícala a hacer una lista de las tareas que debes hacer al día siguiente. Procura combinar aquellas más pesadas con las más livianas. Y es que, si bien se recomienda que a primera hora hagas siempre las más tediosas, si las combinas te sentirás más productivo porque irás viendo que vas avanzando con ellas. Y créenos si te decimos que te hará sentir mejor.

Sabemos que al día siguiente pueden ocurrir imprevistos o que tengas que ocuparte de otras cosas. Esto puede pasar. Pero para ello te recomendamos que dejes un tiempo libre para estos casos.

Si al final no sale nada, mejor, porque podrías acabar el trabajo antes, o incluso adelantar del día siguiente.

Eso sí, recuerda tener en cuenta los descansos, citas que tengas, etc. para no agobiarte con lo que tengas que hacer.

Trabaja en bloques de horas

Trabaja por horarios desde casa

En este sentido, una de las técnicas que mejores resultados da es la técnica Pomodoro, que consiste en trabajar durante 25 minutos seguidos, descansar 5 minutos y volver a empezar. Así en bloques de 4, cuando podrás descansar, en lugar de cinco minutos, veinte.

Al principio puede costarte, pero si mantienes esta rutina durante unos 20-30 días, al final tu cuerpo se acostumbra. Y no solo eso, sino que también te sentirás más productivo y rápido a la hora de trabajar. El único problema que puedes tener es el hecho de que surjan imprevistos o trabajos que no se puedan acoplar a esta técnica.

Descansar no es perder el tiempo

Muchas veces pensamos que trabajar en casa es un chollo, porque puedes descansar cuando quieras, no tienes un “jefe” que te controle… Pero en realidad no es así. Y una de las trabas que genera el trabajo en casa es el no descansar y estar siempre trabajando.

Pues bien, dedicar diez, doce o catorce horas a trabajar no te va a hacer más productivo. Esta es una situación que vas a poder mantener un tiempo. Pero, tarde o temprano, acabará contigo. Te sentirás mal por no tener tiempo para ti; empezarás a pensar que el trabajo es una carga, y bajará tu rendimiento a mínimos. O simplemente no querrás trabajar.

Para evitar que pase eso conviene que te tomes descansos diarios pero, además, algunos más cada x meses (unos días o semanas) para poder volver al trabajo con energía renovada.

Como ves, consejos imprescindibles para trabajar desde casa hay muchos. Lo importante es que consigas conciliar un tiempo de trabajo con otro para ti sin agobiarte por tener trabajo, ni tampoco por no tener tiempo para ti. ¿Se te ocurren más consejos que se deban tener en cuenta?


Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.