Consecuencias inevitables del Brexit en el Ecommerce

La decisión de Gran Bretaña de abandonar la Unión Europea en los próximos 2 años, cambiará el ecosistema del comercio electrónico en toda Europa. Por lo tanto, el Ecommerce en Europa se encuentra en una verdadera encrucijada, ya que las nuevas leyes sobre pago y geobloqueo de productos, también están en sus etapas finales de adopción. Es por eso que en esta ocasión queremos analizar las consecuencias de la implementación del Brexit y sus repercusiones en el comercio electrónico en Europa.

Primeros efectos del Brexit

Hay que destacar que tan pronto como se llevó a cabo la votación del Brexit y se realizó el conteo de los resultados, los mercados financieros reflejaron su postura ante la decisión y de pronto la libra esterlina comenzó a perder valor frente al euro. Y cuando la libra perdió valor, los costos de compra en el Ecommerce transfronterizo incrementaron para aquellos clientes que compran productos fuera del Reino Unido.

Si bien es cierto que aquellas empresas que se enfocan en el Reino Unido podrían ver un impulso en el corto plazo, conforme la libra incremente su valor frente al dólar, las ventas internacionales y estadounidenses podrían convertirse en un nuevo generador de ingresos para las empresas Ecommerce que tienen su sede en el Reino Unido.

También hay que tener en cuenta que el Reino Unido tiene uno de los mercados de Ecommerce mejor desarrollados y que además el porcentaje de comercio minorista que tiene el comercio electrónico es el más alto de toda Europa. De hecho, el Reino Unido se encuentra en lo alto de la lista en cuanto a tamaño de mercado con 157.100 millones de euros, mientras que el gasto de media por comprador online es de 3.625€.

Desventaja competitiva

Desde hace mucho tiempo, el Reino Unido ha sido visto como el punto de entrada de Europa para muchas empresas. Una vez que el Brexit se complete, las empresas de Ecommerce basadas en el Reino Unido, tendrán una desventaja competitiva en relación con las empresas Ecommerce con sede en otros países. Como consecuencia de que el Reino Unido perderá su atractivo comercial, Alemania y Países Bajos podrían convertirse en la opción para la entrada al mercado, especialmente porque no cuentan con una mano de obra cualificada y además se encuentran al centro de Europa.

¿Qué significa el Brexit para tu Ecommerce?

Las consecuencias del Brexit serán significativamente diferentes según el lado del canal en el que se encuentra tu negocio Ecommerce y la cantidad de productos o servicios que exportes, ya sea en la Unión Europea o en Gran Bretaña. El Ecommerce también tiene regulaciones especificas respecto a la protección de datos y su almacenamiento, aspectos que igualmente tendrán que abordarse.

Negocios Ecommerce basados en la UE y en el Reino Unido

Para la mayoría de las empresas basadas en la Unión Europea y el Reino Unido, será un negocio que funcionará como siempre, sin embargo, los más afectados serán los que tengan fuertes lazos comerciales con el Reino Unido. La ventaja será para las empresas Ecommerce basadas en la Unión Europea que aun tendrán 27 socios dentro del acuerdo de libre comercio. Por supuesto existirá un impacto en ambas partes, pero para las empresas basadas en la Unión Europea, este impacto podría no ser tan fuerte debido a la presencia de los otros 27 miembros. Por el contrario, las empresas con sede en el Reino Unido, podrían tener que volver a enfocarse en el mercado nacional.

Leyes y regulaciones

Para todas aquellas empresas Ecommerce en la Unión Europea, lo más probable es que exista una solución de respaldo, sobre todo porque los restantes 27 miembros de la UE continuaran compartiendo los mismos estándares en cuanto a productos y prácticas comerciales. A pesar de que las leyes y los reglamentos pueden ser modificados en el Reino Unido, desde una perspectiva de corto plazo, es mucho más probable que se presente un periodo de transición.

Esto se traducirá en que las regulaciones muy probablemente comenzarán a desviarse luego de 4 a 5 años después de que se haya implementado el Brexit. Además, los impuestos y aranceles al exportar productos al Reino Unido, podrían aplicarse rápidamente si no se llega a ningún acuerdo. Por su parte, para las empresas con sede en el Reino Unido, la situación es aún más complicada y como ya se mencionaba, los más afectados serían los que tengan fuertes relaciones comerciales con la Unión Europea.

Dichas empresas de Ecommerce experimentarán muchos problemas como consecuencia del término del libre comercio. Se prevé que el outsourcing será un problema importante ya que no está limitado única y exclusivamente a las empresas que cotizan en bolsa, sino también a aquellas pequeñas empresas que subcontratan también. En la actualidad es bastante común encontrar una agencia web que externalice algún trabajo a otros países o a una tienda que importe suministros desde otras regiones.

¿Qué sucederá con la cadena de suministro?

El Brexit también tendrá una afectación en la cadena de suministro. Para empezar, las empresas transfronterizas de la Unión Europea, tienen la posibilidad de subcontratar en diferentes países la fabricación de partes de su producción, sobre todo hablando de industrias pesadas como la automotriz, la industria farmacéutica o la industria aeroespacial. Si hablamos de un ejemplo en concreto, es muy común encontrar empresas irlandesas recibiendo algunos suministros al otro lado de la frontera y viceversa.

En el caso del Brexit, estas relaciones comerciales sencillamente podrían detenerse desde el primer momento de su implementación como consecuencia de los problemas fronterizos. Por lo tanto, es muy probable que si tu Ecommerce se encuentra en la Unión Europea, lo más conveniente sería buscar nuevos socios comerciales dentro de la UE como medida de precaución. Probablemente los problemas más grandes se presenten en la industria automotriz y el sector financiero.

Basta con decir que en el Reino Unido, la industria del automóvil depende en gran parte de las piezas de repuesto que se producen en otros países miembros de la Unión Europea. En el caso del sector financiero, muchas empresas con sede en la Unión Europea, han estado usando al Reino Unido como su centro de operaciones para algunos servicios financieros, lo que significa que con el Brexit deberán aplicar un enfoque diferente.

Las relaciones comerciales

Por supuesto que las relaciones comerciales entre los países en la Unión Europea también se verán afectadas como consecuencia de la implementación de gravámenes y aranceles, así como el término de los derechos de pasaporte para sectores estratégico. También es posible ver una disminución en las exportaciones del Reino Unido y en consecuencia una potencial pérdida de empleo.

Afectaciones directas al Ecommerce

La industria física se verá afectada sin duda, pero también lo hará la industria del comercio electrónico, especialmente en tres áreas específicas que detallamos a continuación.

Almacenamiento de datos P2I

La Directiva de Protección de Datos entró en vigencia desde mayo del 2016, brindando un marco mucho más estricto respecto a las reglas que afectan las ubicaciones, así como los derechos de uso de los datos que los usuarios proporcionan en Internet. Esto podría significar la implementación de regulaciones más estrictas al almacenamiento de esta información ya que el Reino Unido no formará parte de la Unión Europea. Por lo tanto, habrá una afectación en el sentido del tratamiento y el análisis de la información de identificación personal.

Transacciones transfronterizas

Otra de las afectaciones del Brexit en el Ecommerce son las transacciones transfronterizas ya que el Reino Unido se retiraría automáticamente del área común del IVA en la Unión Europea, así como de la Unión Aduanera. Esto significa que en caso de una transacción transfronteriza, se pagará el IVA en el país de suministro, lo que podría llevar al consumidor a pagar un producto que al final sería mucho más caro.

No solo eso, las reglas locales pueden implicar que el comprador tenga que pagar dinero adicional como tarifa. Además, es posible que también se tengan que pagar los aranceles de despacho de aduanas, por lo que todos estos cambios terminarán afectando a los minoristas como Amazon u otros negocios Ecommerce similares. En el supuesto de que el gobierno aplique un impuesto, esta tarifa en realidad podría significar que el producto que se compre sería mucho más caro de lo que se pagaría en la tienda online con sede en el Reino Unido. Este aspecto reducirá el volumen de comercio electrónico de forma automática en ambas partes.

Fluctuaciones en los precios

Otra consecuencia del Brexit en el comercio electrónico es la fluctuación de precios. No será una sorpresa encontrarnos con una devaluación o una revaluación de la moneda después de la implementación del Brexit, lo cual podría favorecer las exportaciones y las importaciones. No solo eso, las devaluaciones y las revalorizaciones de la moneda también implican un rediseño en la estrategia de fijación de precios en los negocios Ecommerce.

Esto podría hacer que los productos o servicios que se ofrezcan, terminen siendo más o menos atractivos para los compradores y que al final, todo ello tenga un impacto en el negocio. En cualquier caso e independientemente en el lado en que se encuentre tu Ecommerce, lo más recomendable es comenzar a considerar seriamente las opciones a medida que el tiempo para la implementación del Brexit se agota.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.