Cómo vender en Wallapop

Cómo vender en Wallapop

Seguro que conoces porque has oído hablar de ello la página Wallapop, tanto en web como en aplicación. Se trata de un negocio en el que pone en contacto a particulares para que puedan vender aquellos productos que ya no quieren o no necesitan a otros que pueden comprarlos a precios más económicos que si los compraran nuevos. Por eso muchos se animan a aprender cómo vender en Wallapop para poder sacarse un extra.

La filosofía de Wallapop se basa en darles una segunda vida a esos productos que tenemos en casa y que ya no utilizamos. Además de ganar espacio con la venta, también se gana algo de dinero, lo que ayuda en la economía de las familias.

Qué es Wallapop

Qué es Wallapop

Si aún no has entrado en Wallapop o solo te suena de oídas, debes saber que se trata de una plataforma de venta de segunda mano. Sin embargo, los que trabajan en Wallapop no son los que venden, sino los particulares que se registran en la plataforma para poner a la venta sus productos.

En ella puedes vender productos de todo tipo al precio que tú quieras. Los vendedores y los compradores disponen de un chat en el que pueden hablar entre ellos y acordar el precio o quedar para poder recibir el producto y Wallapop ofrece una garantía con el producto, o al menos lo intenta.

El problema es que cada vez son más los que entran a vender sus productos y eso hace que vender en Wallapop no sea tan fácil como puedes estar pensando (no va a ser colgar los productos y que en menos de 24 horas te los hayan comprado).

Sin embargo, sí que hay algunos trucos que pueden ayudarte.

Cómo vender en Wallapop

Cómo vender en Wallapop

Si tienes muchas cosas en casa que no usas y quieres darle otra vida, a continuación te vamos a ayudar a que sepas cómo vender en Wallapop para que tus artículos no duren mucho en la plataforma.

Para ello, lo primero que necesitas es registrarte. Te recomendamos que rellenes tu perfil lo más completo posible porque le dará a los compradores una mayor seguridad a la hora de comprarte.

Una vez tienes tu perfil completo, es hora de subir el primer producto. Has de escoger el tipo de producto que vendes, si es algo que no necesitas, si es un vehículo, si son tus servicios, si es empleo, si es una propiedad…

Te aconsejamos que rellenes la información de tu producto lo mejor posible, sin mentir, y dejando claras todas las condiciones para que luego no den a equívoco. Es decir, sé lo más específico posible porque eso hará que se venda más rápido. Por supuesto, tendrás que establecer el precio por el que lo vendes.

No te olvides de poner fotos, muchas, tantas como puedas, en distintos ángulos, lados y ofreciendo una visión 360 del producto que vendas para que lo vean los compradores.

Por último, tendrás que establecer tu envío. Has de saber que casi todo se puede enviar por Wallapop a través de su propio servicio. Este envío es gratuito, y va de los 2 a los 30 kilos. Pero si pesa más de eso entonces tienes que ir a un Courier externo.

Una vez has completado la ficha, solo te quedará subirlo y, si quieres, promocionarlo (ahí sí te va a costar dinero). Y ya esperar a que la gente te contacte.

Trucos para vender en Wallapop

Cómo ganar dinero con la app

Como sabemos que el registro y el poner a la venta los productos es algo muy sencillo, lo hemos pasado más por encima. Pero porque queremos darte trucos que incrementen la visibilidad de tus productos y que, de esta forma, puedas vender más rápido y mejor. Que es lo que de verdad estás buscando.

Y es que saber cómo vender en Wallapop es fácil de enseñar pero, ¿cómo hacerlo con éxito? Eso ya es más complicado, salvo que tengas en cuenta lo siguiente:

No pierdas de vista a tu competencia

Esto es muy importante porque, antes de lanzarte a vender, es necesario que veas cómo lo hacen otros que ponen a la venta el mismo producto que tú (es algo muy posible). Es decir, tienes que ver cuánto tiempo lleva el artículo a la venta, qué ponen en la descripción, por cuánto se vende, etc.

Tendrás una idea de lo que se hace y de lo que hacer y no hacer.

Cuidado con los precios

No te vamos a avisar de que pongas precios bajos para que puedas venderlo ni nada eso. Nos queremos centrar en el precio que pones.

Y es que es habitual redondear los precios. Es decir, pedir 10, 20, 50 euros por un producto. ¿Es que está mal? Ni mucho menos. Pero hay un problema.

Y es que muchas personas limitan el precio de los productos. Por ejemplo, que les muestren productos por menos de 20 euros. ¿Qué quiere decir? Pues que si le has puesto al tuyo 20 euros justos, no vas a salirle a esos, sino a los que vayan buscando por menos de 25 euros, o de 30 euros.

¿Lo mejor? Hace como en las tiendas, poner 9,95 o 9,99 o similar, nunca cifras redondas porque en los buscadores perderás visualizaciones.

Un título optimizado

Sabemos que no puedes poner un título súperlargo, pero tampoco uno escaso. Tienes que optimizarlo para que, directamente desde el título, llames la atención y cliquen para ver qué vendes.

¿Y cómo se hace eso? Pues con títulos precisos, que aporten datos e información. No hagas que los usuarios tengan que buscar esa información, cuanto más «mascado» se lo des, mucho mejor.

Si es posible, busca palabras clave, es decir, palabras por las que los usuarios pueden buscar algo. En esto Google puede ayudarte. Por ejemplo, si vendes unas zapatillas, puedes poner esa palabra en Google y ver cómo la termina. Escoge las más acertadas a tu producto y ponlas. Eso ayudará a que posicione mejor.

Usa textos cortos

Si bien antes te hemos dicho que pongas la descripción lo más completa posible, eso no quiere decir que sea larga. Has de poner en el texto toda la información que se debe saber, pero has de hacerlo atractivo, creativo, sin cansar al usuario. Para ello, nada como el copywriting.

Las fotos aumentan el valor del producto

Si haces fotos de calidad lo que vas a conseguir es que se fijen en tu producto. Tienes que intentar que eso que vendes, aunque sea de segunda mano, parezca estar como nuevo. Así que límpialo antes de hacerle fotos y, eso sí, no le pongas filtros a las imágenes, porque solo desconfiarán de ti.

Pon entre 6 y 8 fotos, a ser posible solo del producto.

Publica tus artículos en los mejores días

¿Sabes que hay días en los que es mejor publicar? Pues sí. En concreto en Wallapop funcionan mejor los festivos y los fines de semana (sobre todo los domingos).

Además, a primeros de mes y cuando se reciben las pagas extras es mucho mejor publicar porque se venden antes.

Cuidado con Hacienda

Desgraciadamente Hacienda está ahí para llevarse un trocito del pastel. Y es que cuando se vende un producto con ganancia patrimonial tienes que incluirlo en la base imponible del ahorro.

Eso sí, solo cuando el precio de venta es superior al de compra hay que pagar impuestos. Y esto es algo que no suele ocurrir en Wallapop, por lo que no habría problema.

Ahora que sabes cómo vender en Wallapop, ¿te animas a hacerlo?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Un comentario, deja el tuyo

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.

  1.   Javier alvarez menendez dijo

    Falta poner que wallapop limita a 200 artículos obligar a pagar condiciona para ser más exacto que los artículos que públicas desaparecen y aparecen lentitud blokeos canon Max de 200 euros ,publicidad muy cargante ,renovaciones diarias wallapop está cambiando mucho hay mucha gente que vivía de wallapop. Asociaciones ,etc wallapop está muriendo cae en picado

bool(true)