Cómo hacer dropshipping

Cómo hacer dropshipping

Dentro del comercio electrónico, hay muchas formas de vender productos. La más habitual, y la que siempre se nos viene a la cabeza, es la de tener un pequeño almacén en casa, o en un local, donde tengamos los productos que nos compran por Internet de tal manera que, cuando nos hagan un pedido, podamos tener stock para mandarlo. Pero también existe otro método, más barato y fácil. ¿Sabes cómo hacer dropshipping?

A continuación queremos mostrarte lo que es el dropshipping, cuáles son las ventajas e inconvenientes, los tipos que existen y cómo hacer dropshipping fácilmente. ¿Empezamos?

Qué es el dropshipping

Qué es el dropshipping

El dropshipping es una técnica en base a la cual un negocio online no necesita tener un stock de productos. No solo eso, sino que tampoco tienes que tener un espacio físico para guardar mercancía e incluso no tienes que preocuparte de enviar los productos, porque de eso se encargan otros.

En otras palabras, es una forma de tener una tienda online pero donde parte del proceso de venta se realiza por otra empresa externa que sí tiene los medios para enviar a los clientes la mercancía que hayan pedido a cambio de una «suscripción» por tu parte para vender los productos que ellos tienen.

Esta posibilidad de negocio tiene múltiples beneficios para un empresario, sobre todo si eres principiante en el negocio online y no quieres invertir demasiado dinero. Pero también conlleva una serie de desventajas. Las conocemos.

Lo bueno y lo malo del dropshipping

Lo bueno y lo malo del dropshipping

Si ya has leído mucho sobre el dropshipping, es posible que conozcas lo bueno y lo malo de esta forma de negocio. Una de las cosas buenas es, sin duda, el no tener que hacer una inversión enorme para encontrar un local donde guardar el stock de productos ni tampoco tener que ocuparte de los envíos, ya que eso lo hacen otros. Se garantiza el envío en 24-48 horas en la gran mayoría de casos y tú tienes el control para saber cuántos pedidos te han hecho y cuánto vas a ganar.

Pero, a cambio de ese servicio, vas a tener que pagar una cuota mensual por ello, que a menudo no es tan barata como se puede pensar. A eso hay que añadirle que los precios de los productos no son tan competitivos, por el hecho de que se venden algo más caros que en otras tiendas. Y muchas veces tú no puedes fijar esos precios, con lo que no juegas con esa baza a la hora de ofrecer ofertas (tienes que plegarte a lo que en el dropshipping se establezca).

Es importante poner en una balanza los pros y contras del dropshipping para tomar la decisión acertada. Pero si quieres seguir adelante, te contamos ahora los tipos de dropshipping que existen.

Tipos de dropshipping

¿Sabes que hay dos tipos de dropshipping? Es algo que pocos conocen y que no descubren hasta que empiezan a investigar. Pero en general, tienes dos tipos:

  • Con intermediarios, que son empresas donde te ofrecen, no solo un producto, sino muchos, y de muchas marcas, para que puedas crear una tienda con un amplio catálogo para tus clientes. El único problema es que tú no contactas con el fabricante en sí, sino que es otra persona el que media entre ambos.
  • Sin intermediarios. En este caso, yendo a la «fuente», a la empresa que se encarga de hacer esos productos para venderlos en tu tienda (ocupándose ellos del proceso final de venta (envío del producto)).

Elegir uno u otro dependerá en gran medida de lo que quieras vender en tu tienda online y de lo que quieras gastarte, ya que las tarifas serán diferentes.

Cómo hacer dropshipping

Cómo hacer dropshipping

Si después de todo lo que te hemos contado, estás decidido a darle una oportunidad, es hora de que sepas cómo hacer dropshipping. Es bastante fácil, pero al mismo tiempo debes tener en cuenta algunos aspectos que pueden afectar a tu negocio.

Elige el producto al que quieres dedicarte

En este caso no vas a tener que pensar mucho, ya que cuando ves los proveedores que ofrecen dropshipping tienes que tomar la decisión en base a lo existente: juguetes erótico, ropa, productos de tecnología…

Nuestra recomendación es que hagas un análisis de las tendencias, de lo que más gusta, y que así te decantes por esos productos que realmente vas a vender.

Analiza a la competencia

Sí, es inevitable; necesitas saber contra quiénes compites y lo que hacen para ver cómo puedes superarlos y así hacer que sus clientes se conviertan en los tuyos.

Para ello intenta ver sus redes sociales, comentarios de los clientes, SEO, posicionamiento de la página, etc.

Todo ello te ayudará a ver cómo interactúan ellos con los clientes. No se trata de que los copies, sino de que mejores eso.

Elige un proveedor para hacer dropshipping

Una vez sabes el producto, no puedes decantarte por el primer proveedor que encuentres. Tienes que mirar varios para saber las condiciones que te ofrecen: tiempos de envío, formas de suscripción, tarifa, etc. Todo eso influirá en tu decisión.

De hecho, muchos lo que hacen es hacer un pedido para ver qué tal sería el proceso por parte de un cliente.

Crea tu tienda dropshipping

Esto puede ser fácil, sobre todo si tu proveedor dropshipping te ayuda. Para ello, te recomendamos que tengas tu propio nombre de dominio y crees en él tu tienda online. Muchos utilizan plataformas como Shopify (una de las más conocidas y completas que hay en el mercado).

Promociona

Los proveedores se harán cargo de mandar los productos que vendas. Pero tú tendrás que volcarte de lleno en una estrategia de marketing. Sí, tienes que ponerte a mejorar el posicionamiento, el SEO, la relación con los clientes… Los productos no se van a vender solos; tienes que moverlos y eso solo lo harás tú.

Cuanto más vendas, más beneficios obtendrás. Además, tu primer objetivo ha de ser cubrir con las ventas mensuales la tarifa de dropshipping que pagas. Si consigues eso, poco a poco irás subiendo y, entonces sí, obtendrás beneficios.

Realmente el dropshipping es bastante fácil, y muchos negocios apuestan por ello a pesar de los inconvenientes que tiene esta práctica. Aunque cada vez hay más competencia en ello, sí puede ser una forma de entrar en el comercio electrónico sin invertir demasiado y, una vez se ve cómo es el proceso y si merece la pena, acabar separándose de esos proveedores para hacer tú mismo.


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.