Cómo calcular el precio de venta

precio de venta

Imagina que has creado un producto del que estás muy orgulloso y con ganas de vender. Es posible que ya tengas tu primer vendedor que te pregunta: ¿cuánto vale? Y te quedas en blanco… ¿Cómo calcular el precio de venta?

Porque, si pides poco, sales perdiendo; y si es demasiado, el potencial cliente puede considerar que has pedido mucho y no querer entonces hacerse con el producto. Si tú también te lo estás preguntando, o piensas que en tu eCommerce pasa algo así y es el motivo por el que no vendes, a continuación te vamos a dar algunos consejos sobre cómo calcular el precio de venta de los productos (y servicios).

Cómo saber cuánto vale tu producto

Cómo saber cuánto vale tu producto

Reconozcámoslo, ponerle precio a un producto no es algo tan sencillo como dar una cifra. Hay muchos factores que determinan cuál es el precio de venta, y también muchos métodos que ayudan a dar con esa cantidad justa tanto para los clientes como para las empresas y negocios. Así todos salen ganando. Pero, ¿cómo conseguirlo?

A la hora de calcular el precio de venta, se tienen en cuenta varios factores. Uno de los primeros es, sin duda, el coste de ese producto, es decir, lo que hay que gastar para hacer ese producto. Por ejemplo, imagina que lo que quieres vender es un libro en papel. Si has ido a una imprenta, te habrán dicho que x libros cuestan x euros, lo que, dividiéndolo por el número de libros, te saldrá una cifra. Eso es lo que tú pagas por libro, y lo que, como mínimo, deberías recuperar por libro. Pongamos que esa cifra son 5 euros.

Eso quiere decir que, el precio de venta de ese libro, es, como mínimo, 5 euros. Sin embargo, si lo vendes así no vas a tener ningún beneficio. De hecho, si tienes que enviarlo, los gastos de envío correrían de tu cuenta, así que perderías dinero.

Es por eso que, al gasto de producción del producto, se le suman otros gastos con son:

  • Gastos de empaquetado y de envío.
  • Coste de todas las horas empleadas para hacer el producto.
  • Beneficio que quieres conseguir.

Ahora bien, eso no quiere decir que en lugar de pedir 5 euros pidamos 50. Por poder, se puede, pero, ¿te comprarán? Lo más seguro es que no. Ahí es donde entran en juego los factores que pueden ayudarte a colocar el mejor precio de venta.

¿En qué factores centrarte para fijar el precio de venta?

Para calcular el precio de venta de un producto, hay una fórmula que puede venirte muy bien. Se trata de la siguiente:

Precio de venta = Costo * (100/100-Rentabilidad)

Sin embargo, debes tener en cuenta que en esta fórmula influyen otros factores, que son:

  • La competencia. Necesitas poner un precio que más o menos no te diferencie en demasía a los de tu competencia pero al mismo tiempo ofrezcas algo al cliente para elegirte a ti en lugar de al competidor.
  • El precio psicológico. Cuando compras algo que es 49,95 sabemos que estás gastando 50 euros. Pero muchas veces la impresión es que no te has gastado 50 euros, sino menos, aunque sean 5 céntimos menos.
  • Imagen del producto. Imagina que quieres vender un juguete por 50 euros, pero da la imagen de ser de los chinos. ¿Tú comprarías algo a ese precio? Lo más seguro es que no. La imagen y cómo los usuarios vean tu producto influirá en lo que estén dispuestos a pagar.
  • Oferta y demanda. No hay duda de que si los clientes quieren el producto a toda costa no es va a importar pagar más. Pero si no lo quieren, tendrías que bajar el precio para poder venderlo.

Qué métodos usar para fijar el precio

Qué métodos usar para fijar el precio

Hay dos métodos que se suelen usar para calcular el precio de venta de los productos. No quiere decir que tengas que basarte en ellos ya que hay que tener en cuenta más factores, como hemos visto.

  • Método de la utilidad bruta. Es la forma tradicional de saber a cuánto vender un producto. Lo que se hace es determinar cuál es el porcentaje de utilidad que tiene el producto.
  • Margen de contribución. En otras palabras, el beneficio que se quiere obtener de la venta de ese producto. De esta manera, te aseguras de que ganas ese beneficio al margen del gasto que tenga el producto.

¿Es mejor un precio de venta bajo o alto?

¿Es mejor un precio de venta bajo o alto?

Muchos son de la opinión de poner los precios lo más bajos posible, con el objetivo de incitar a las ventas y que la gente compre más. Pero te puedes encontrar con la desagradable realidad: que no vendas.

Muchas empresas pueden permitirse reducir el beneficio al mínimo en un intento por darse a conocer o por hacer promociones especiales. El problema es que, a veces, ese precio lo único que provoca es que haya más deudas porque no se cubran todos los gastos. O, cubriéndose, te encuentras con que no vendes.

Esto es algo muy habitual, sobre todo en los eCommerces. Pongamos un ejemplo:

Imagina que hay un teléfono del que te has enamorado. En un eCommerce te cuesta 150 euros y en otro 400 euros. El precio «normal» de ese terminal es de 350 euros. Ahora te preguntamos, ¿cuál escogerías de verdad? ¿No te generaría dudas comprar el de 150 euros porque pienses que es un timo, o que no te van a enviar realmente el teléfono que quieres, que es de mala calidad, etc. En esos casos, si no lo encuentras a 350 euros, lo más normal es que, si lo quieres de verdad, gastes más por hacerte por él, en lugar de menos.

Y es que a veces, si bajas demasiado el precio, puedes encontrarte con esta situación. ¿Qué hubiera pasado si en lugar de pedir 150 euros pidieran 300? Pues que, como está más cerca del precio de venta al público que tienen la mayoría, al final te decantarías por ese de 300 porque es un ahorro y no es una rebaja tan grande como para hacerte dudar.

Al margen queda la reputación de la tienda, si esta tiene opiniones o valoraciones, etc. (que también pueden influir en la decisión final).

En resumen, lo que intentamos explicarte es que, a veces, un precio bajo hará que los clientes desconfíen de tu calidad, de los productos y de la empresa en sí. Mientras que uno alto limitará mucho a los clientes (es como decíamos, si lo encuentras más barato, y de verdad lo quieres, pagarás de más por él).

¿Te ha quedado ahora más claro cómo calcular el precio de venta de un producto o servicio?


El contenido del artículo se adhiere a nuestros principios de ética editorial. Para notificar un error pincha aquí.

Sé el primero en comentar

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

*

*

  1. Responsable de los datos: Miguel Ángel Gatón
  2. Finalidad de los datos: Controlar el SPAM, gestión de comentarios.
  3. Legitimación: Tu consentimiento
  4. Comunicación de los datos: No se comunicarán los datos a terceros salvo por obligación legal.
  5. Almacenamiento de los datos: Base de datos alojada en Occentus Networks (UE)
  6. Derechos: En cualquier momento puedes limitar, recuperar y borrar tu información.