Centralización del pago a través de los smartphones

Centralización del pago a través de los smartphones

Hay un fenómeno que los expertos llaman “uberificación de la economía”. Este fenómeno consiste en la centralización de los servicios y gestiones a través de nuestros teléfonos móviles inteligentes. Y es que cada vez es mayor lo que podemos hacer con nuestros dispositivos, inclusive aplicaciones como Apple Pay, PayPal o Google Wallet han dejado atrás poco a poco a las tarjetas de débito y crédito.

Las facilidades que han creado estos servicios han dejado atrás a muchos bancos por su seguridad, practicidad y bajas comisiones, sin mencionar que es mucho más útil y sencillo al hablar de pagos internacionales.

Imagina que encontraste el producto perfecto para ti por casualidad mientras navegabas por internet desde tu móvil. Decidido a comprarlo, te das cuenta de que la tienda solo acepta pasarelas de pagos con tarjeta de crédito o débito, y no las tienes contigo en este momento. Si no cuentas con servicios de pago a través de smartphones en tu tienda, tus clientes pueden verse en esta misma situación.

Nosotros como empresarios electrónicos debemos comprender la importancia que conlleva en incluir nuevos métodos de pago en nuestra tienda. Las carteras virtuales simplifican en muy gran medida los procesos de compra, ayudando a que tanto consumidor como vendedor puedan comunicarse y desarrollarse de una manera mucho más natural y fluida.

Con las carteras virtuales no debemos esperar grandes cantidades de tiempo a que un pago sea aceptado o rechazado, ni nos vemos en la obligación de aprender números de cuenta larguísimos que fácilmente pueden ser confundidos.

Si a todo esto le sumamos las ventajas de los smartphones como la seguridad a través de la huella digital, la portabilidad, la conexión en cada momento y la capacidad de tener múltiples carteras virtuales interrelacionadas en un mismo dispositivo, nos damos cuenta que incluir estos métodos de pago en nuestra tienda en línea es vital para nuestro crecimiento y desarrollo.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *